Sí, lo sé, la semana pasada no publiqué, y eso en Social Media Pymes sí es una novedad. Pero hoy te traigo un contenido que seguro que va a compensar el disgusto que te llevaste: cómo hacer una auditoría SEO a un post completa, con ideas, herramientas, una checklist completa y más de 4.000 palabras de puro contenido de valor.

¿Preparado?

En este artículo te voy a contar:

Diferencia entre una auditoría de contenido y una auditoría de un post

En alguna ocasión te he comentado que no me dedico al SEO, ni lo pretendo. Es una disciplina muy compleja que cambia continuamente y que dejo a los profesionales. Sin embargo, a fuerza de trabajar con ellos he aprendido cómo se relaciona el SEO con los contenidos y cómo puede ayudar a que mejoren tus esfuerzos.

Por eso es importante empezar este denso artículo explicando qué diferencias hay entre una auditoría de contenido y la auditoría SEO de un post en concreto.

  • Una auditoría de contenido se realiza más o menos un par de veces al año con el objetivo de evaluar si el contenido generado a cumplido con sus objetivos en términos de posicionamiento y ventas. Si lo que estás buscando es cómo realizar una auditoría de contenidos, no te preocupes, pronto tendrás una guía completa sin salir de este blog.
  • Una auditoría de un post, por el contrario, analiza cómo se ha comportado y qué puedes hacer para que rinda mejor. Digamos que evalúas elementos comunes entre SEO y contenidos para que cada palabra escrita alcance su máximo potencial. A lo largo de esta entrada te guiaré por cosas como si el titular es el más adecuado, si la estructura del artículo se sostiene o si las imágenes están correctamente optimizadas.

Teniendo en cuenta que un artículo de cabecera como el que estás leyendo cuesta una buena «pasta» y que he tardado más de 6 horas en redactarlo, creo que merece la pena invertir tiempo en analizar si lo has hecho bien y qué puedes hacer para sacar el máximo partido a cada letra.

Empecemos.

Cómo medir la calidad del contenido del artículo

Sería muy fácil decir que si el contenido no es bueno ya puedes ir pensando en crear uno mejor. La calidad del contenido no se puede pintar. He hecho del concepto «aportar valor» mi mantra profesional y en lo que se refiere a los contenidos es siempre una buena idea.

¿Cómo evaluar la calidad de un contenido escrito? Vamos a verlo.

1/ El titular

El titular es la puerta de entrada al usuario. Si el titular no es atractivo, o no capta la atención del lector de alguna manera, no habrá mucho que hacer.

Cómo conseguir una escritura persuasiva para Pymes

Para hablar de titulares viene a colación esta gran frase de Rand Fishkin y su bigote original. El cofundador de Moz es un firme defensor de que aportar es la única puerta de entrada a la atención del usuario, tanto si te van a comprar como si no.

Un titular eficaz se caracteriza por las siguientes cosas:

  • Es veraz. Es decir, ofrece exactamente lo que promete. De lo contrario, estaríamos hablando de clickbait.
  • Se diferencia. Consigue (ahora veremos cómo) destacar entre el mar de contenidos que cada día se publican en internet.
  • Ofrece un beneficio claro. Nada como un titular difuso o que no ofrece una promesa para no hacer clic. Si quieres un titular que venda, haz una promesa clara.
  • Ataca los puntos de dolor. Aportar valor es saber identificar qué le preocupa a tu audiencia. Debes saber qué están intentando solucionar y apoyarte en ello para poder atraerlo.

Además, hay algunos truquillos de la profesión que te pueden ayudar a destacar, como por ejemplo:

  • Añade números. Los números son una manera excelente de concretar beneficios. A la gente le gusta saber de antemano cuánto va a recibir de lo que prometes.
  • No redactes titulares muy largos. Además de que no se verán nada bien en los resultados de búsqueda de Google confunden a la gente.
  • Limita los caracteres entre 50 y 60. Las decenas de experimentos realizados a lo largo de los años demuestran que los titulares de esa longitud son los que mejor funcionan.

  • Palabras clave: si sabes algo de SEO, sabrás que es necesario incluir tus palabras clave para que Google pueda mostrarlos a los interesados.
  • Sentido del humor. Los mejores titulares juegan con alguún tipo de emoción, sea el sentido del humor, la provocación o cualquier otra tecla sensible. Es la mejor manera de que el lector sienta que te identificas con él.

Puedes consultar la entrada: Cómo redactar titulares, la fórmula del éxito

Cómo redactar titulares con gancho

2/ La introducción

Si el titular es la puerta de entrada, la introducción es, sin duda, el recibidor. Los usuarios podrán darse cuenta rápidamente si lo que les vas a ofrecer es lo que están buscando.

Además, dicen que si no puedes enganchar a una persona en los primeros 20 segundos de tu exposición, la pierdes.

Una buena introducción cuenta con tres partes:

  • El gancho: en la primera oración debes atrapar al lector con una pregunta, un dato impactante o algo que le saque de su zona de confort y que despierte su curiosidad.
  • La transición: conecta el título y el cuerpo del artículo y le reafirma en que quiere seguir leyendo. Fíjate en este ejemplo:
  • La tesis: expone el beneficio y te adelanta (solo un poco) parte de la solución para que sigas leyendo, evidentemente.

3/ Las imágenes

No te digo nada nuevo si afirmo que necesitarás evaluar las imágenes para hacer una auditoría SEO a un post.

Te ayudarán a explicar conceptos, a transmitir la identidad de tu marca y a maquetar. Un muro de texto no es atractivo para nadie, especialmente en esta era en la que los usuarios gritan que quieren más vídeo y menos texto.

¿Qué imágenes elegir?

Bueno, tienes un amplio margen y buenas prácticas:

  • Imágenes de relleno. Hay artículos muy teóricos que no son fáciles de ilustrar con gráficos, ilustraciones o infografías. Estas imágenes ayudan al lector a romper con la monotonía y le dan un respiro en la lectura.
  • Gráficos. Ayudan a reflejar datos o a visualizar relaciones entre elementos que nos son fáciles de explicar con palabras. Pueden ¡y deben! ser muy sencillos pero contener una gran cantidad de información valiosa.

Ejemplo de un buen gráfico de líneas

En lo que respecta a las imágenes de tu página, hay varias cosas que debes tener en cuenta a la hora de realizar una auditoría de un post:

  • Utiliza imágenes de calidad. Para suerte para los presupuestos ajustados, hay bancos de imagen gratuitos como Unsplash que nos proporcionan imágenes gratuitas de una calidad excelente.
  • No dejes de comprimirlas. Siempre se pueden rascar unos ks que mejoren la velocidad de carga, lo que para determinados artículos como este, puede significar una gran diferencia de peso. Mi herramienta favorita de compresión de imagen se llama Squoosh y la puede usar un niño de 3 años. Aquí tienes una comparativa del antes y el después gracias a su interfaz sencilla.

Herramientas para reducir el tamaño de las imágenes

No dejes pasar el momento imágen de tu auditoría para preguntarte si tienes (al menos) una imagen relevante y si has sacado todo el partido posible a los gráficos, capturas de pantalla e ilustraciones para mejorar la comprensión y hacer más amena la lectura.

4/ La maquetación

Es una de esas cosas que poca gente valora y a la que presto especial atención. ¿Por qué me ofreces un muro de texto sin maquetar?

Examina tu blog post en busca de pistas como las siguientes:

  • ¿Veo más de cinco párrafos sin una interrupción que me ofrezca un respido (como una imagen, una cita, un título, un vídeo o una llamada a la acción?
  • ¿He aprovechado el potencial de las negritas, las cursivas, el texto tachado, y los títulos para destacar y guiar al lector?
  • ¿Hay una buena proporción de texto e imagen?
  • ¿Tengo una estructura de títulos H2, H3 y H4 con sentido o parece que los he puesto para rellenar?
  • ¿Mi párrafos son lo suficientemente cortos como para que lector no se atasque a la mitad de un párrafo eterno?

Ejemplo de maquetación de contenidos.

En la imagen que tienes encima de estas líneas puedes ver la diferencia entre un muro de texto y el mismo texto maquetado pensando en el lector.

¿Cuál te cuesta menos leer?

5/ La ortografía y el estilo

Una auditoría de un post no puede buscar calidad sin prestar atención al texto en sí. Tiene que aportar valor, pero además tiene que estar bien redactado y sin errores, o nadie será capaz de ver esa calidad.

Este último año he descubierto una extensión de Chrome gratuita llamada LanguageTool. Es de lo mejor que he tenido entre mis herramientas diarias. Me ayuda a redactar sin miedo y a entregar textos perfectos en redacción y ortografía.

No solo revisa que tu texto esté libre de faltas a medida que escribes, además te ofrece una explicación las correcciones que te propone. Además, te sugiere sinónimos para que enriquezcas tu contenido.

Estoy tan contenta con esta extensión que casi con total probabilidad actualizaré a la versión Pro en breve, ya que la gratuita tiene algunas limitaciones, por ejemplo, con textos tan largos como este.

Además, para aquellos que trabajan en equipos internacionales, como es mi caso, LanguageTool te permite revisar tus textos en varios idiomas, lo que te ayuda a comunicarte con mayor fluidez y a mejorar tus habilidades mientras escribes.

No solo uso esta herramienta, también echo mano del asistente de escritura de Semrush. Lo tengo instalado como complemento en Google Docs y como plugin en mi WordPress. Me ofrece sugerencias de cómo mejorar mi redacción SEO a medida que redacto. ¡Una gozada!

Asistente de escritura de Semrush

6/ Fuentes

Si eres generador de contenido como yo, sabrás que mencionar a las fuentes es un requisito fundamental en tu día a día. Además, en la selección de las mismas debes poner un cuidado extremo.

Vivimos en la era del dato y para cada estadística a favor de algo que me puedas ofrecer, te aseguro que soy capaz de encontrar 5 en contra. Cualquiera con algo de tiempo puede retorcer los datos hasta hacerlos coincidir con lo que quiere decir.

Cita de Mark Twain

De hecho, la cita ¿de Mark Twain? que acabas de leer es una de mis favoritas precisamente porque parece que un único dato estadístico es capaz de cerrar muchas bocas, cuando puede haber sido enunciado por la Universidad de Villabotijos de Abajo, con la credibilidad de un político español.

Si vas a citar fuentes estadísticas, asegúrate de que sean veraces, ¡por supuesto! pero también que haya rigor detrás de lo que te ofrecen: una metodología y una muestra lo suficientemente amplia como para que sus resultados sean reales.

Y no olvides que cualquier estadística que tenga más de 3 años está obsoleta. Lo mejor son datos recientes que puedan apoyar tus datos. Dicho lo cual, si en tu auditoría de post encuentras datos antiguos, te tocará actualizarlos.

7/ Conclusión y CTA

Bloguear es divertido, qué duda cabe, pero todos lo hacemos por un objetivo: o para vender, o para transmitir un mensaje o para ganar dinero. Sea como sea, no puedes dejar que el usuario se vaya sin un buen cierre.

Aquí es donde entra en acción las llamadas a la acción o CTAs.

Al final de tu publicación, siempre debes incluir una llamada a la acción para que los usuarios hagan lo que deseas, que puede ser cosas como:

  • Consultar contenido relacionado
  • Que comenten la publicación
  • Suscribirse a tu lista de correo electrónico
  • Compartir el contenido en redes sociales
  • Descargar un ebook que regalas a cambio de tus datos
  • Darle un me gusta a la publicación
  • Solicitar una cita, consulta o demo
  • Comprar un producto
  • Contactar contigo para pedir presupuesto

¿Cuál de todos estos objetivos quieres lograr? Sea el que sean, se trata de que tu contenido cierre el ciclo y consiga los objetivos que estás persiguiendo.

8/ Longitud del texto

Esta es una de esas preguntas que me hacen una y otra vez. ¿Cómo debe ser de largo un texto? Si tuviera la respuesta clave, la vendería.

La realidad es que depende bastante de lo que haya ahí fuera. ¿Cómo son los contenidos contra los que compites? Si utilizas el asistente de escritura de Semrush que te he comentado un poco más arriba, tendrás recomendaciones sobre la longitud adecuada para tu texto.

Además, como regla general, el mínimo es de 1.000 palabras y si, te encuentras con un tema técnico o quieres petarlo (como pretendo yo con este artículo), lo mejor que puedes hacer es echar el resto.

Tiene mucho que ver con posicinarte como líder de la industria y aportar valor a los demás.

Palabras clave relacionadas

Aunque entraré en detalle sobre este tema, no quiero dejar de mencionar que un texto largo te permite incluir palabras clave relacionadas que enriquezcan el contexto semántico de tu artículo, además de incrementar las posibilidades de posicionar para más de una palabra.

Mi experiencia es que aquellos contenidos más largos, han posicionado mejor. Para que te hagas una idea, el artículo sobre Cómo redactar una nota de prensa que puedes consultar en este mismo blog, está posicionado para más de 219 palabras clave y atrae cada mes más de 752 usuarios mensuales desde Google.

¿El truco? Un buen tema, aportar muchísimo valor y… contenido largo, por supuesto.

Intención de búsqueda

Ahí va otro consejo: cuando te plantees en tu auditoría a un blog post si la longitud es la adecuada, piensa en la intención de búsqueda del usuario.

Hay veces, en las que el usuario quiere una respuesta rápida. Por ejemplo, si quiere saber cuándo es Domingo de Ramos, por poner una fecha que nos interesa a todos.

No tendría ningún sentido responder a una cuestión tan concreta con un artículo de 2.000 palabras. Por eso, entre otras cosas, Google inventó cosas como los resultados que puedes ver encima de estas líneas y que, probablemente, dejan a los demás sin un solo clic.

9/ El enfoque del tema

Un mismo tema, escrito por dos personas, puede dar lugar a dos artículos completamente diferentes. La forma en la que abordes el tema es también importante para auditar tu artículo.

Puedes optar por un enfoque superficial o por uno profundo. Puedes enfocarlo para principiantes o para lectores avanzados. Puedes enfocarte en un solo aspecto de un tema o hacer un repaso que lo aboarque de forma más genérica.

Cómo realizar una auditoría SEO a un post desde la perspectiva de la estructura

Uno de los aspectos más amargos del blogging, y te lo digo porque ya son 9 años en ello, es que, por muy bueno que sea tu contenido, tienes que estar pendiente de muchos aspectos técnicos o no conseguirás nada.

Cualquier buena auditoría de un artículo debe tener en cuenta estos aspectos técnicos para garantizar que tu contenido consigue las primeras posiciones de los motores de búsqueda.

La url de tu artículo es el primer paso «técnico» que debes tener en cuenta. Por defecto, si utilizas WordPress, la url será el título completo de la entrada. Eso está bien, porque incluirá tu palabra clave, pero tiene como resultado una url demasiado larga.

Y a nadie le gusta una url del palo socialmediapymes.com/este-articulo-es-la-pera-y-tienes-que-leerlo-ya

No es bueno para los lectores, y no es bueno para los motores de búsqueda.

Siempre puedes modificar tu URL en WordPress justo debajo del título del post. Así:

Auditoría SEO de un post, la url

2/ Optimización SEO

A pesar de haber hecho muchas cosas para que tu artículo esté de 10 de cara al SEO, todavía hay algunas cosas que puedes hacer, como enlazarla internamente para que los usuarios que visitan otros artículos puedan descubrirlo.

Pero antes de nada, lo primero que tienes que hacer es instalar uno de los muchos plugins (de WordPress) para optimizar tu artículo.

Yoast es, de lejos, el más popular de estos plugins. Su uso es muy, muy, fácil y mediante un «semáforo» te indica los pasos que debes dar para optimizar tu blog post y que pase la auditoría SEO para un post que estás buscando, con cosas como añadir un enlace interno o añadir enlaces entrantes relevantes.

Plugin de Yoast como herramienta para realizar una auditoría SEO a un post

Es importante que tengas en cuenta que estas herramientas y plugins para realizar una auditoría SEO a un post son orientativas y que solo te dan indicaciones de cómo debes optimizar el artículo.

Cómo la legibilidad web afecta a la calidad de los contenidos de tu marca.

Yoast también tiene un apartado que te ayuda a mejorar la legibilidad de tu artículo. Si quieres, puedes consultar este artículo sobre cómo mejorar la legibilidad de tu contenido con Yoast.

3/ Categorizar tu artículo

Si a los lectores les gusta tu contenido, buscarán consultar publicaciones anteriores acudiendo a las categorías que se suelen colocar a la derecha.

La categorización del contenido de tu blog daría para un solo artículo enfocado desde el punto de vista SEO, si no fuera porque dan mucho la lata. Como sin duda sabes, si hay una cantidad respetable de artículos en cada categoría, habrá más de una página, así:

https://www.socialmediapymes.com/category/blogging/

https://www.socialmediapymes.com/category/blogging/page/2/

https://www.socialmediapymes.com/category/blogging/page/3/

Al final, estas urls son también eso, urls, y provocan más problemas que otra cosa. En mi casa, este blog, las tengo fuera del índice de Google para que no resten fuerza SEO.

4/ Meta descripción

Cuando buscas algo en Google, ves algo como esto:

Título y metadescripción en una auditoría SEO a un post

Justo debajo del título, encontrarás la metadescripción. Ayuda a los lectores a decidir si el contenido es lo que están buscando y si deben hacer clic.

La metadescripción es a internet lo que las contraportadas a los libros o los tráileres a las películas. Vamos, que te juegas un montón. Te da la oportunidad de captar el interés de los usuarios y es uno de los pasos obligados de una auditoría SEO a un post.

Es importante que sepas que cada artículo de tu blog debe tener su propia y única metadescripción y que debe incluir la palabra clave y ser atractiva. El plugin de Yoast te ayudará a que tenga la longitud adecuada y que incluya la palabra clave.

5/ Etiqueta de título

El título es eso que ves en la pestaña de tu navegador cuando haces clic desde Google. Puede ser el mismo que el de tu artículo, pero no tiene por qué.

Lo que sí es obligatorio si quieres pasar la auditoría SEO a un post, es que tenga menos de 60 caracteres y debes hacer que sea atractivo y que llame la atención. Es un factor de posicionamiento, por lo que debes incluir la palabra clave sí o sí.

6/ Texto alt en las imágenes

¡Avanzamos en la auditoría SEO a un post! Ahora le toca a la optimización SEO de las imágenes.

Tienes que entender que Google todavía no es muy bueno con el reconocimiento de imágenes. Está invirtiendo mucho dinero y recursos en mejorar, pero todavía le queda un rato.

Por eso, se fija en los metadatos que acompañan a las imágenes. Es decir, debes prestar atención al texto alt de las imágenes o texto alternativo.

Cuando subes una imagen, esto es lo que ves:

Mejores prácticas de SEO de contenidos.

Los campos que encuentras a la derecha deben completarse, están ahí para ofrecer información a Google sobre de qué trata tu imagen.

Presta atención a:

  • Texto alt. Debe incluir la palabra clave, porque es de donde los motores extraen de qué va tu imagen. Una buena práctica es que no abuses de incluir la palabra clave en todas y cada una de las imágenes de tu artículo, es demasiado.
  • Título. Se supone que el título de la imagen debe describir lo que muestras. Algo que es estupendo para imágenes concretas, pero complicado para las imágenes abstractas. Debe ser descriptivo para que se muestre cuando no se pueden cargar las imágenes o cuando la persona utilice algún asistente de accesibilidad a tu web.
  • Descripción. Lo mismo que en el caso anterior. Se supone que tiene que ser descriptiva para cuando los usuarios tienen problemas de vista.

Auditoría SEO a un post: conexión con los visitantes a tu artículo

Hasta el momento, hemos repasado la calidad del contenido. Sin embargo, no has terminado con tu auditoría de tu artículo ni mucho menos.

Es hora de evaluar el grado de conexión con los visitantes a tu artículo. Te voy a ayudar a repasar los aspectos que harán que tu contenido llegue a todos los rincones del planeta.

1/ Herramientas para que compartan en redes sociales

Es genial conseguir que los que te han encontrado a través de Google te sigan en redes sociales cuando descubren que les gusta tu contenido. Pero aún mejor es conseguir que estos mismos lectores compartan dicho contenido en las redes sociales.

Para ello, necesitas ponérselo fácil, amigo. Es relativamente fácil encontrar un plugin para WordPress que muestre iconos flotantes o al inicio del artículo para que los lectores puedan directamente compartir en redes.

Cómo facilitar a los usuarios que compartan contenido

También puedes utilizar herramientas del tipo Click to Tweet. La utilicé en su momento porque me parecía útil, pero tengo que reconocer que no me funcionó bien.

Que tus lectores puedan compartir tu contenido fácilmente en las redes sociales aumentará la probabilidad de que tu contenido se haga viral.

Si quieres incentivar aún más a la gente para que comparta el contenido, puedes utilizar herramientas como Pagar con un Tweet. Seguro que lo has visto alguna vez. A cambio de que un usuario comparta tu contenido en sus redes, puedes conseguir una descarga como una plantilla, un ebook, una checklist o un documento de otro tipo que de otra manera no podrían conseguir.

1/ Iconos de redes sociales

Todas y cada una de las páginas de tu web deben animar a tus lectores a que se conecten contigo en las redes sociales. Es normal ver en la barra de la derecha de los artículos enlaces a todas las redes sociales, como puedes ver en este mismo post si miras hacia allá ➡️  ➡️  ➡️  ➡️  ➡️

WordPress te lo pone fácil, porque puedes integrar muy rápidamente un plugin para añadir las redes sociales, como por ejemplo:

2/ Conseguir suscripciones por correo

Las redes sociales son un buen lugar para ir a «pescar» audiencia, pero no el único sitio en el que puedes interactuar y conseguir que esos visitantes se conviertan en leads y luego en clientes. Sí, estoy hablando del email marketing, que tantas alegrías nos ha dado a todos.

Hay muchas maneras de conseguir que tu lista de suscriptores crezca. Personalmente, me gusta ser un poco plasta.

He implementado en Social Media Pymes todo tipo de soluciones. Pop ups, cuadros de suscripción bajo los post, y cajas de suscripción a mitad del artículo. Todas me han funcionado bien, pero la que mejor me ha funcionado con diferencia es Divi Overlays.

Utiliza pop ups para captar la atención de los usuarios

Se trata de un plugin que debes usar con la plantilla Divi que salta cuando el usuario permanece determinado tiempo en tu artículo, o bien cuando se desplazan hacia abajo (hacen scroll).

Aquí tienes algunos datos interesantes sobre la eficacia de las ventanas emergentes o popups:

Puedes probar las siguientes herramientas para implementar pop ups:

  • SumoMe. Es la que verás implementada en este blog y que tengo desde que comencé, en 2012.
  • Divi Overlays. También la he mencionado con anterioridad y es muy versátil, te permite hacer diseños atrevidos y que llaman la atención.

Métricas en una auditoría SEO a un post

El último paso de tu auditoría SEO de un post es el más obvio: cualquier artículo de tu blog debe ser tratado como un activo que debe medirse.

El problema es que no es fácil medir en internet. Hay tantas herramientas, indicadores y medidas, que puedes perderte con facilidad.

Aquí tienes algunos indicadores y recomendaciones que debes tener en cuenta.

1/ Configura objetivos y embudos

Si tienes un blog, debes tratarlo exactamente igual que cuando tienes una web. Puedes perfectamente marcarte objetivos y embudos para seguir la conversión de tus usuarios en clientes o, al menos, en leads. Dentro de tus herramientas diarias seguro que se encuentran Google Analytics y Google Search Console.

Configurar objetivos en Analytics

Accede a tu propiedad de Google Analytics a la pestaña de Administrador y, a continuación, a la columna de Ver:

Auditoría SEO a un post con Google Analytics

Haz clic en el botón rojo + Nuevo objetivo, selecciona una plantilla o un objetivo personalizado y un destino, duración, páginas por sesión o evento como tipo de objetivo:

Google Analytics en una auditoría SEO a un post

Si seleccionas «Destino» como tipo de objetivo, se te presentará la opción de crear un embudo de varios pasos:

Configurar una auditoría SEO a un post con Google Analytics

Una vez creado, tu embudo puede mostrarte exactamente dónde van los clientes, dónde hay un cuello de botella y dónde necesitas mejorar la experiencia del cliente.

2/ Conseguir comentarios

Una excelente forma de saber si tu contenido está siendo bien recibido por tu audiencia o no es preguntarles.

Puedes hacerlo en el cuerpo del post, pero también puedes utilizar herramientas como Divi Overlays para recopilar información sobre qué tipo de contenido les gustaría ver en el blog.

También puedes utilizar herramientas para hacer formularios y enviarlos a tu lista de correo o publicarlos en las redes sociales. Si tienes muchos seguidores, podrás tener una base con la que trabajar bastante interesante.

No dejes de pedir feedback. Es algo que debes tener en la cabeza siempre, o perderás de vista que estás trabajando para ellos, no para ti.

3/ Pruebas A/B

Las pruebas A/B consisten en crear dos versiones de un artículo, un correo o un artículo como en este caso, para probar cuál consigue mejores resultados.

Aunque realizar pruebas A/B en un artículo de un blog pueden ser palabras mayores con respecto a las que realizas en un correo, poder se puede.

Entre los beneficios de poner en marcha pruebas A/B, se incluyen:

  • Mejor tasa de conversión y por tanto, más clientes
  • Reducir la tasa de rebote y aumentar el tiempo de permanencia
  • Maximizar el tiempo invertido en redactar un artículo, que no es poco
  • Si tu objetivo es conseguir comentarios para tomar decisiones estratégicas, podrás lanzar aquella versión que más comentarios reciba
  • Comprender qué funciona mejor con tus lectores y aplicarlo al resto de tus artículos y esfuerzos de marketing de contenidos
  • Evitar errores que de otra forma te costaría mucho descubrir

Puedes poner en marcha una prueba A/B en tu artículo del blog con las siguientes variables:

  • Cantidad de texto. Debe ser sustancial o los datos se confundirán.
  • Imágenes.
  • Titulares y cantidad de H2, H3.
  • Estructura visual del artículo.
  • Enfoque. Puedes crear un artículo con un enfoque más superficial que otro.

Es probable que te estés preguntando cómo poner en marcha estas pruebas en tu blog sin liarla parda. Para empezar, debes tener 2 urls, una de ellas que esté indexada en Google para evitar que el contenido duplicado. Además una vez terminado el test, deberás tener cuidado con la url ganadora, porque si eliminas las que está en Google, tendrás errores 404 y te tocará hacer redirecciones 301.

Una auditoría SEO a un post de éxito

Una auditoría SEO a un post no es la parte más divertida del blogging, eso seguro, pero es clave para conseguir que tengas éxito en tu trabajo como generador de contenidos.

Para conseguir buenos resultados a la hora de crear contenido, debes realizar, al menos, una auditoría SEO cada seis meses a todos tus contenidos. Si tienes un blog más o menos grande, es una tarea titánica, qué duda cabe. Sin embargo, ten en cuenta que si tienes contenido sin posicionar, es como si tuvieras activos que no generan nada.

Tener éxito en marketing digital significa refinar una y otra vez tus estrategias y estar al día de los cambios de Google, que son más frecuentes de lo que crees. ¿Te animas a pasar una auditoría SEO a un post de tu blog? ¿Crees que pasarías todos los puntos de control que hemos visto en este artículo?

Carmen Díaz es Content Marketing Manager para Pymes, o lo que es lo mismo, trabaja creando contenidos para pequeñas y medianas empresas que quieran generar más ventas y llegar a unos clientes que cada vez se interesan más por la información y menos por la publicidad invasiva.

¿QUIERES CONSULTARME ALGO?

¡No te cortes! Escríbeme con la consulta que necesites y te responderé lo antes posible.

Te informo de que los datos de carácter personal que proporciones rellenando este formulario serán tratados por Carmen Díaz Soloaga (Social Media Pymes) como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar la solicitud que realizas en este formulario de contacto. Legitimación: consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa, S.L. (proveedor de hosting deSocial Media Pymes) dentro de la Unión Europea. Puedes consultar la política de privacidad de Webempresa. Si no introduces los datos obligatorios, no podré atender tu solicitud. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión los datos recabados en la dirección info@socialmediapymes.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en mi política de privacidad.