Existe mucho, muchísimo material relacionado con el posicionamiento en internet, como la guía de SEO on page que te traigo hoy.

¿Por qué entonces me meto en este marrón?

Porque mi trabajo con contenidos está definitivamente relacionado con el SEO y más concretamente con el que realizamos dentro de nuestra web.

Por eso hoy quiero compartir contigo esta pequeña guía de SEO on page para que puedas mejorar los contenidos de tu web y, de paso, tu posicionamiento y tráfico.

Diferencia entre SEO on page y SEO off page

Todos los aspectos que afectan a nuestra web, tanto desde el punto de vista técnico (el código), como las imágenes, el texto y la usabilidad son campo de trabajo del SEO on page.

Por el contrario, todos aquellos aspectos externos a tu web, como los enlaces entrantes de otros sitios, reciben el nombre de SEO off page.

¿Por qué es importante el SEO on page?

Es bien conocido que Google premia aquellas webs que tienen una buena experiencia de usuario.

La velocidad de carga, por ejemplo, agrada a los visitantes, que no tienen que esperar para conseguir aquello que buscan.

¡Por cierto! Si quieres controlar la velocidad de carga de tu web, puedes utilizar muchos tipos de herramientas, como Google Pagespeed, que además te ofrece sugerencias de optimización.

Page speed te ayuda a saber la velocidad de carga de tu web

Otro de los aspectos que favorecen la buena experiencia de usuario es que los usuarios no tengan que profundizar mucho hasta llegar a lo que están buscando.

Por eso, mantener la información a solo dos clics debería ser una máxima a tener en cuenta cuando nos planteamos la arquitectura de nuestra web.

Todos estos aspectos son importantes porque facilitan la navegación y a Google le gusta que los usuarios estén contentos.

Pero además, existen otros muchos factores técnicos y de calidad del contenido que favorecerán que los visitantes repitan y queden satisfechos con lo que han encontrado en el sitio.

Es evidente que con usuarios satisfechos y con Google premiando el posicionamiento de tu web, las visitas aumentarán y tendrás más oportunidades de generar leads (contactos comerciales) o ventas, según sea nuestro objetivo.

Factores clave de tu guía de SEO on page a tener en cuenta

Los algoritmos que determinan el posicionamiento de cada una de las páginas de tu web cambian con enorme rapidez.

De hecho, de un tiempo a esta parte, hemos oído hablar mucho de la “volatilidad de los resultados de búsqueda”. Esto quiere decir que aunque hoy estés entre los primeros puestos de Google, puede que mañana no lo estés.

En la imagen que puedes ver encima de estas líneas, puedes ver la funcionalidad «Sensor» de SEMrush, que te ayudará a conocer cada día la volatilidad de los resultados según la industria a la que pertenezcas.

Esta volatilidad obliga a todos aquellos que trabajan creando contenidos a optimizar cada una de sus páginas, atendiendo a estos factores:

Keywords o palabras clave

El primer paso de esta guía de SEO on page es atender a las palabras clave, el punto de partida de cualquier motor de búsqueda.

Las palabras clave sirven para que Google encuentre las páginas que encajan con las búsquedas que realizamos, por lo que deberán estar presentes en el texto de tu web.

Pero ¿cuántas veces y dónde?

La clave es la naturalidad. Debemos incluir las keywords donde encajen de forma natural, sin forzar las cosas.

En más de una ocasión habrás visto textos donde es evidente que el autor pretendía incluir la palabra clave siempre que fuera posible, lo que desemboca en un texto artificial y nada lógico. Esta práctica se conoce como “keyword stuffing” y a Google no le gusta nada.

Además, debemos tener en cuenta estos otros consejos:

  • Utilizar sinónimos siempre que podamos. Por ejemplo, si estamos hablando de marketing online, podemos utilizar también keywords como marketing digital, marketing en internet o marketing para buscadores.

    Esto ayudará a que el texto se parezca más a una conversación entre humanos y no a un robot escribiendo para robots.
  • La densidad de palabras clave es importante, pero no determinante. Aunque hay veces que saldrá más natural, otras, especialmente cuando hablamos de palabras clave de cola larga (keywords formadas por varias palabras), no es tan sencillo.

Etiquetas y metaetiquetas

Doy por supuesto que sabes que las páginas en realidad están escritas con código, que los navegadores interpretan y presentan de forma atractiva.

Código fuente de una web, lo que rastrean los motores

Por ejemplo, una etiqueta puede servir para indicar a un buscador dónde está el título de la página o para ayudar a localizar la descripción que aparecerá a modo de resumen.

Hay muchas etiquetas y metaetiquetas a tener en cuenta, pero entre las más importantes destacan:

  • Título de la página (o Title Tag). Esta etiqueta sirve para indicar cuál es el título de la página o del artículo. Algunos gestores de contenido como WordPress lo generan automáticamente, pero otros no. Si es tu caso, tendrás que asegurarte de que quede bien claro para favorecer el SEO on page.
  • URL. La dirección de la página es otra de las etiquetas que hay que tener en cuenta. Por regla general, es conveniente que incluya la palabra clave y que sea lo más corta posible.
  • Metadescripción. La metadescripción es el pequeño resumen que encontramos justo debajo de la URL en los resultados de búsqueda. A no ser que indiquemos lo contrario, la mayoría de los CMS o gestores de contenido como wordpress eligen las primeras líneas de texto de la página o el artículo.

Metadescripción, uno de los factores más importantes de una guía de SEO on page

Además de ser importante para el SEO porque debe incluir la palabra clave con la que queremos posicionar nuestra página, es importante editar y optimizar la metadescripción para que sea lo más atractiva posible a los ojos de los usuarios. 

Con mucha frecuencia, la metadescripción es lo primero y lo único que tendrán en cuenta para acceder a la página.

  • Fragmentos enriquecidos. También reciben el nombre de Rich Snippets y los vemos con mucha frecuencia en los resultados de búsqueda. Las imágenes, calificaciones en forma de estrellas o la valoración ayudan a los motores de búsqueda a entender mejor nuestro contenido.

Además, nos ayudan a destacar frente a nuestros competidores y logran mayor número de clics que aquellos resultados que no cuentan con fragmentos enriquecidos.

Imágenes

Como he comentado al comienzo de este artículo, Google premia la experiencia de usuario satisfactoria.

Esto quiere decir que le gusta que el lector no abandone la página nada más llegar a ella. 

Para retener a los lectores, las imágenes son una forma sencilla y rápida de conseguir que la lectura no resulte cansina.

¿Es suficiente con incluir unas cuantas imágenes? No, de hecho, deben cumplir una serie de requisitos y también pueden optimizarse para mejorar tu posicionamiento.

• Cuidar el nombre de archivo y su descripción. Google también rastrea todas y cada una de las imágenes de tu web. Podemos ayudar a que entienda qué contienen esas imágenes y qué tienen que ver con el contenido que estás creando gracias a dos etiquetas, el nombre del archivo y la etiqueta alt.

• Cambiar el nombre de la imagen antes de subirla y ofrecer una breve descripción de lo que refleja, por ejemplo “principios-de-seo-on-page.jpg”.

• Utilizar las palabras clave objetivo de la página en la descripción alt. No es suficiente con meter palabras a lo loco, busca una frase que incluya las keywords pero que tenga sentido. 

• No subir las imágenes de cualquier forma. Optimiza su tamaño para que pesen lo menos posible. Así, mejorará la velocidad de carga de la web, algo determinante para la experiencia de usuario.

• Google utiliza el texto que está alrededor de las imágenes para entender mejor de qué va el artículo, por eso, también desde cuidar ese aspecto. 

Por ejemplo, si estás mostrando paso a paso cómo hacer una tortilla de patatas e incluyes una imagen de los huevos batidos necesarios para el plato, incluye sinónimos de la palabra clave (hacer una tortilla de patatas) cerca de la imagen (este es el aspecto de los huevos batidos necesarios para hacer una tortilla de patatas).

Enlaces follow y nofollow

Conviene aclarar primero qué es y cómo se utiliza el atributo “nofollow”.

Aunque en un principio no era así, Google consideró necesario crear este atributo para que los autores pudiéramos tener más control sobre los enlaces, tanto internos como externos.

Es bastante conocido que cuando enlazamos desde nuestra página a una web externa, estamos transfiriendo autoridad, algo que en diversas circunstancias es posible que no nos interese.

Por ejemplo, si estamos enlazando a una web como ejemplo de mala práctica, no querremos que Google le transfiera parte de la autoridad de nuestra página.

Estas son algunas de las consideraciones que debes tener en cuenta a la hora de utilizar los enlaces:

• Si estás enlazando a páginas de tu propia web, en líneas generales deberías utilizar un atributo follow, pero si enlazas a páginas que no queremos que Google indexe, como páginas de bienvenida, es mejor utilizar un atributo nofollow.

• También debes utilizar los enlaces nofollow cuando las páginas de destino son de afiliación, para seguir las buenas directrices de Google.

• Cuando enlazas a la competencia o a artículos sobre temas que deseas aclarar pero que no tienen que ver con tu temática, se recomienda utilizar también el atributo nofollow. Se aplica lo mismo cuando enlazas a foros y webs de dudosa reputación. 

Esto quiere decir que antes de decidir si das o no un enlace follow a una web, debes analizar si merece o no tu confianza. Analiza si publica regularmente, si tiene buena autoridad de dominio y si no es de tu competencia, claro.

Maquetación

Por último, es muy importante que tengamos en cuenta la maquetación de contenidos

El uso de las negritas, las citas, los distintos títulos (H2, H3 y sucesivos) ayudan a que el texto sea más atractivo y su lectura más liviana.

Ejemplo de maquetación de contenidos.

Eso mejora la experiencia y ayudará a la permanencia del usuario en la página, lo que es un signo de interés para Google y algo que valora muy positivamente.

 

Si cuidas todos estos aspectos de tu página, estarás optimizando tu contenido de cara a Google y mejorando la experiencia. ¿Te animas a implementar estas acciones de la pequeña guía de SEO on page de hoy?

Carmen Díaz es Content Marketing Manager para Pymes, o lo que es lo mismo, trabaja creando contenidos para pequeñas y medianas empresas que quieran generar más ventas y llegar a unos clientes que cada vez se interesan más por la información y menos por la publicidad invasiva.

¿QUIERES CONSULTARME ALGO?

¡No te cortes! Escríbeme con la consulta que necesites y te responderé lo antes posible.

Te informo de que los datos de carácter personal que proporciones rellenando este formulario serán tratados por Carmen Díaz Soloaga (Social Media Pymes) como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar la solicitud que realizas en este formulario de contacto. Legitimación: consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa, S.L. (proveedor de hosting deSocial Media Pymes) dentro de la Unión Europea. Puedes consultar la política de privacidad de Webempresa. Si no introduces los datos obligatorios, no podré atender tu solicitud. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión los datos recabados en la dirección info@socialmediapymes.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en mi política de privacidad.