El negocio de la consultoría de marketing digital es un área en crecimiento debido a la gran cantidad de empresas con presencia en internet. Al amparo de este crecimiento, han surgido muchos profesionales y agencias que ofrecen servicios de asesoría. La pregunta que planea entorno a este tema es:

¿Realmente merece la pena contratar? ¿Qué puedes esperar de una empresa que presta estos servicios? ¿En qué basan sus tarifas? ¿Cómo detectar el fraude?

En la nueva entrada del blog te quiero contar mi experiencia y darte algunos consejos para que puedas decidir si compensa o no contratar los servicios de una agencia o un profesional, los criterios que debes seguir si quieres acertar y lo que puedes esperar si te decides.

Resultados instantáneos al contratar una consultoría de marketing digital

Lo primero que quiero que sepas es que hay muchas personas que contratan o se plantean contratar un servicio de estas características porque tienen un problema y quieren una solución instantánea.

Es el pan nuestro de cada día: tengo un problema, pago por resolverlo y a la semana debería estar resuelto.

Lamentablemente, las cosas no suceden así.

El marketing digital está formado por miles de piezas en constante cambio que hacen que sea muy complicado realizar un diagnóstico clínico acertado y mucho más complicada una solución mágica.

Cuando NO necesitas contratar una consultoría

Si buscas en internet por qué deberías contratar una empresa o un profesional que te ayude con el marketing digital de tu empresa, encontrarás muy buenas razones.

Sin embargo, pocas veces se menciona que no todas las empresas necesitan realmente los servicios de este tipo de empresas.

Parece que se ha vuelto imprescindible vender online, crear una audiencia o tener canales sociales atendidos las 24 horas del día.

Es indudable que la red ofrece grandes oportunidades para aquellos que quieren expandir sus negocios más allá de la frontera del boca a boca o del marketing tradicional, pero hay empresas a las que no les merece la pena hacer ese desembolso.

La pregunta es entonces, ¿cómo saber cuándo necesitas un asesor de marketing digital? Y sobre todo, ¿merece la pena contratar un consultor o puedo hacerlo por mí mismo?

Cómo reconocer las señales

Imagina por un momento que has pasado los últimos meses tratando de mejorar la audiencia de tu web. Has cambiado el estilo de tus artículos, los días de publicación, incluso has realizado cambios a la hora de animar a la gente a que contacte contigo.

Además, has creado algunas campañas de correo electrónico, has pagado por una campaña de publicidad en redes y… solo has conseguido algunos leads de poca calidad y un retorno de la inversión cuanto menos incierto.

Aunque tu sensación sea agridulce, has dado con la clave de la esencia de internet: la experimentación.

Las variables son tantas que no siempre es fácil dar con la tecla que funcione. Incluso lo que funciona hoy no tiene por qué funcionar la semana que viene.

De cualquier forma, la experimentación te ha comenzado a pasar factura. Estás cansado de probar, tu paciencia comienza a agotarse y los resultados, bueno, digamos que no son los esperados.

Lo has intentado, pero sientes que no tienes los conocimientos o las ganas para lograrlo.

Justo ahora es el momento de pensar en contratar un consultor de marketing, alguien que precisamente se dedica a hacer crecer la audiencia de los demás, exactamente igual que un contable se gana la vida poniendo orden en las cuentas de sus clientes.

Consejo: antes de pensar en contratar a alguien, inténtalo por ti mismo. Es una regla de oro que aplico a TODAS las facetas de mi vida, sea buscar un programador o colgar una estantería. Antes de pagar por ello, debes saber si eres capaz de hacerlo. Excepto operarme del corazón, eso se lo dejo a mi médico, que es muy antipático, pero un excelente profesional. 🙂

Si una vez que lo has intentado no lo has conseguido, es hora de ir pensando en contratar un profesional. Aquí tienes otras diez señales que te ayudarán a identificar el momento:

  • Necesitas que alguien te alivie las fases más estratégicas, no puedes estar en todo y lo sabes.
  • Necesitas una estrategia de marketing que consiga resultados, no salir al paso con acciones sueltas sin un plan definido.
  • Tu equipo necesita formación, pero no tienes tiempo de capacitarlo o te falta la formación necesaria.
  • Tu negocio se ha estancado, no consigues generar ventas y necesitas salir de la zona muerta.
  • Necesitas ayuda para medir la analítica de contenidos.
  • Deseas ampliar su base de clientes.
  • Te gustaría tener un plan de marketing a largo plazo y no sabes por dónde empezar.
  • Quieres expandirse a un nuevo mercado o captar un nuevo tipo de cliente.
  • Necesitas sobrepasar a tu competencia de una vez por todas.
  • Deseas mejorar las relaciones con tus clientes actuales y potenciales.

Pero no todo es cuestión de ver las señales. Antes de lanzarte a la búsqueda de una buena consultoría de marketing digital, sé honesto contigo mismo y define el presupuesto que estás dispuesto a gastar en esto y el grado de implicación que vas a poner encima de la mesa.

Vamos a ver ahora algunas de las cosas que debes tener en cuenta antes de contratar un consultor.

1/ El presupuesto sí es importante

No sé si te ha pasado alguna vez, pero me desespera que me hagan perder el tiempo mareándome con reuniones y presupuestos solo para quedar bien.

Los consultores de marketing digital, como el resto de los profesionales, sabemos que parte de nuestro trabajo es atender presupuestos. Pero de ahí a hacer perder el tiempo a la gente cuando tienes 50€ para una estrategia de marketing va un enorme trecho.

Recuerdo incluso una vez que me hicieron ir a una reunión a varios kilómetros (varias veces en realidad) solo para terminar diciéndome que «ya me avisarían».

Por eso, por favor, tómate tu tiempo y piensa cuánto quieres dedicar a esto. Sé franco con la persona que estás considerando y no le hagas perder el tiempo.

2/ Contratas a un experto, respeta su trabajo

Cuando contratas a una persona para que te asesore, estás pagando a alguien que ha dedicado muchos años, muchos, a dominar todos los aspectos de su trabajo.

Esa es su forma de ganarse la vida y es probable que lo hagan parecer fácil cuando en realidad es muy difícil.

Estas personas están acostumbradas a manejar una terminología concreta, saben lo que funciona y lo que no, y qué hacer en cada caso, o al menos, lo que se debería hacer.

Respetar su trabajo no significa que renuncies a entender lo que hacen. Si de verdad es un buen consultor, sabrá explicarte con datos y frases sencillas el por qué de lo que ha decidido, no renuncies a ello.

3/ Que sea un experto no le hace tener todas las respuestas

Hay muchos tipos de negocios, muchos tipos de productos y muchos tipos de mercados. Incluso la misma empresa, con el mismo producto, en dos mercados diferentes, necesitará dos tipos de estrategia diferentes.

De cualquier manera, no tienes por qué contentarte con alguien que no te convenza. Además, si la persona que has contratado no ve clara la situación y es de verdad un buen profesional, es probable que te diga la verdad cuando sea necesario.

4/ Trabajar por proyecto o por tareas

A algunos profesionales les gusta trabajar con sus clientes con una lista de tareas específicas. Otros prefieren trabajar a proyecto cerrado con todo incluido.

Sea cual sea el enfoque, asegúrate de que no se quedan fuera cosas importantes o tareas que podrías realizar tú mismo.

Cualquiera de los dos enfoques funciona, lo ideal es que tanto el consultor como tú estéis en la misma página y que el experto entienda bien tu proyecto y los objetivos que pretendes alcanzar.

5/ Prepárate para dar feedback

Ya sea con una agencia o un profesional independiente, el feedback siempre es bienvenido.

Esto permite evaluar mejor las áreas problemáticas, las cosas que se podrían mejorar y los problemas que, de otro modo, no se pueden solucionar.

Qué buscar en una consultoría de marketing digital

Ser capaz de diferenciar entre lo real y lo falso se vuelve vital llegados a este punto.

Muchos se han sentido engañados en este sentido, pensando que han contratado a un experto en su campo, solo para darse cuenta al poco de soltar la pasta que han contratado a una persona sin las cualidades necesarias o la experiencia requerida para el proyecto.

No cometas el error de contratar al primer consultor que encuentres. Investiga más allá de su web, por muy impresionante que sea.

Estos son los puntos que yo consultaría antes de tomar una decisión.

Calificaciones

Lo ideal es que el consultor haya estudiado marketing o alguna materia relacionado. Sin embargo, no es un requisito clave, ya que hay personas brillantes que comenzaron su andadura profesional en otras disciplinas o profesionales muy alejadas del marketing digital.

Personalmente, buscaría que hubieran trabajado en un departamento de marketing grande. ¿Por qué?

Porque en una gran empresa los puestos son muy específicos, y las tareas se abordan con más profundidad.

Eso suponiendo que estés buscando una consultoría de marketing digital especializada, como SEO, PPC o relaciones públicas.

Si lo que estás buscando es un especialista de nicho, como servidora, asegúrate de que su experiencia con empresas de tu sector es amplia. En mi caso, llevo más de 18 años trabajando con Pymes. ¡Me las conozco de arriba abajo!

Experiencia digital

Seamos serios. Si el candidato no tiene experiencia digital, echa a correr. Lo offline es todavía muy importante hoy en día para determinados sectores, pero sin experiencia digital, mal vamos.

Un apunte: no tengas miedo a contratar a gente de más de 40 años. Los que llevamos en internet desde antes del 2000 nos hemos conectado a internet desde la única roseta que había en la casa y hemos mandado correos a direcciones inventadas porque, literalmente, no conocíamos a nadie que tuviera correo.

Puede parecer un poco patético, pero te aseguro que es un bagaje al que no renunciaría por nada del mundo. Recuerdo cuando las planificaciones de medios digitales se hacían en una hoja de excel y había que enviarlas a las centrales de medios antes de las 6 de la tarde para que se publicaran al día siguiente los banners en los principales diarios digitales nacionales.

¿Sabes el cuajo que tienen los que han visto literalmente nacer internet paso a paso? No tiene precio, te lo aseguro.

Áreas de especialización de una consultoría de marketing digital

Lo ideal es contratar a un consultor que esté familiarizado con todos los aspectos de tu sector, para que cuando tengas preguntas sobre determinados enfoques, puedan explicarte su experiencia concreta con empresas similares a la tuya.

Por ejemplo, el marketing farmacéutico es muy específico. Este sector tienen características propias que difieren de otros como el de la automoción o el inmobiliario.

Sin embargo, no es un aspecto clave. Los buenos consultores tienen conocimientos generales de todas las áreas de especialización y podrán tener en cuenta los aspectos propios de tu sector o de tu empresa.

Una cosa es buscar una consultoría de marketing digital especializada en ecommerce, que las hay y otra, buscar un consultor especializado. Son dos cosas distintas.

Estas son algunas de las áreas de especialización más comunes en las que debes centrarte:

PPC (pago por clic): consultores certificados por Google AdWords y con una sólida formación en análisis.

Social Media Digital Marketing: evalúan la audiencia de una marca y la combinan con aquellos canales sociales donde hay mayores oportunidades de negocio para el crecimiento de la marca.

Marketing de contenidos: los contenidos digitales, a los que he dedicado los últimos 6 años de mi vida, tienen características propias. Un profesional que pueda evaluar tu proyecto desde la perspectiva del content marketing tendrá en cuenta aspectos muy distintos a los de un SEO o uno centrado en PPC.

Proyectos personalizados: también encontrarás consultores que trabajan en proyectos muy específicos y desafiantes, como SEO internacional, el lanzamiento de una aplicación o web o campañas de automatización de correo electrónico.

Conocimientos mínimos

¿Qué preguntas puedo hacerle a un consultor de marketing digital para saber si es de verdad un experto? Sea del área de especialización que sea, el consultor debe conocer como la palma de su mano, como mínimo, estos conceptos:

  • Analizar las tácticas de marketing actuales de tu empresa.
  • Cómo conseguir nuevos clientes.
  • Realizar un análisis de investigación de la competencia.
  • Optimizar tu estrategia de contenido.
  • Personalizar el contenido para tu audiencia.
  • Redacción orientada a SEO.
  • Realizar estudios de mercado detallados.
  • Desarrollar una estrategia basada en datos.
  • Seleccionar KPIs para tu estrategia de marketing.
  • Llevar a cabo una mínima investigación de palabras clave.

Una cosa es que lo haga personalmente él o ella, y otra muy distinta que sepa evaluar el trabajo realizado por otros.

Qué esperar de una consultoría de marketing digital

Es probable que cada consultor tenga un sistema de trabajo diferente. No hay un estándar al que mirar que te permita determinar si es o no el adecuado.

Sin embargo, sí hay una serie de pasos por los que todos los consultores de marketing digital pasan tarde o temprano y que te puede ayudar a hacerte una idea de qué puedes esperar de una colaboración con ellos.

Auditoría de tu empresa

Una cosa es lo que tú crees que necesita tu empresa y otra muy distinta la que finalmente surge cuando se evalúa en profundidad.

Por eso, tarde o temprano, todos los procesos de consultoría de marketing digital realizan una auditoría, sea de SEO, de PPC, de contenidos o de marketing en general.

En esta auditoría se utilizarán herramientas y sistemas para determinar el estado de tu negocio bajo el prisma del especialistas en cuestión.

De esta fase debes esperar un diagnóstico claro basado en datos que apoyen las afirmaciones, así como una serie de acciones a realizar para enderezar el barco o para seguir creciendo.

Acciones propuestas

Ninguna consultoría está completa si no te dicen cómo solucionar los problemas que tiene tu empresa.

Por eso, deberías esperar una propuesta de acciones realista, dentro de un timing que tenga en cuenta tus recursos y expectativas.

No te desanimes si las acciones propuestas son muy extensas, la idea es que se marque una ruta por la que vayan realizando tareas que te acerquen al objetivo final.

Indicadores de medición de consultoría de marketing digital

También deberías esperar las herramientas necesarias para saber si las propuestas funcionarán o no.

Porque una cosa es evaluar un proyecto y proponer ideas y otra muy distinta diseñar un plan con formas de medir si dichas acciones han tenido éxito.

Ayuda para el camino

No me gusta la idea de dejar a mis clientes de consultoría de marketing digital solos ante el peligro. Independientemente de si me encargan la implementación o no de las acciones planteadas en la auditoría, me gusta ofrecer ayuda por el camino.

La experiencia me ha demostrado que el papel lo aguanta todo, pero que la realidad es muy distinta. Surgen problemas, el compromiso decrece y al menos una vez al mes, conviene reunirse para evaluar cómo van las cosas.

¿Necesitas contratar una consultoría de marketing digital? No dudes en ponerme a prueba para saber si te puedo ayudar con tu proyecto.

Carmen Díaz es Content Marketing Manager para Pymes, o lo que es lo mismo, trabaja creando contenidos para pequeñas y medianas empresas que quieran generar más ventas y llegar a unos clientes que cada vez se interesan más por la información y menos por la publicidad invasiva.

¿QUIERES CONSULTARME ALGO?

¡No te cortes! Escríbeme con la consulta que necesites y te responderé lo antes posible.

Te informo de que los datos de carácter personal que proporciones rellenando este formulario serán tratados por Carmen Díaz Soloaga (Social Media Pymes) como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar la solicitud que realizas en este formulario de contacto. Legitimación: consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa, S.L. (proveedor de hosting deSocial Media Pymes) dentro de la Unión Europea. Puedes consultar la política de privacidad de Webempresa. Si no introduces los datos obligatorios, no podré atender tu solicitud. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión los datos recabados en la dirección info@socialmediapymes.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en mi política de privacidad.