Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
¿Puede un negocio pequeño permitirse un buen marketing de contenidos?
5 (100%) 4 votes

Como habrás adivinado por el nombre de este negocio, lo mío son las Pymes. En esta categoría se incluyen muchos negocios de tamaños muy variados, pero todas ellas con circunstancias similares. Mi experiencia con este tipo de empresas me ha llevado a pensar que podría ser interesante tratar de responder a una pregunta que me suelen hacer con frecuencia: ¿puede un negocio pequeño permitirse un buen marketing de contenidos?

Los problemas de las Pymes para tener un buen marketing de contenidos

Conozco bien la idiosincrasia de las Pymes. Las funciones no siempre está perfectamente definidas, con frecuencia los “marrones” de otros departamento te caen encima (lo quieras o no) y tienes que hacer malabares con la multitarea.

Así lo he constatado en los casi 18 años que llevo trabajando con ellas y cada día me reafirmo más en la creencia de que si trabajas en una Pymes, no ganarás el premio al trabajador más envidiado del año, pero es una forja de habilidades de la que saldrás muy bien preparado. Un entrenamiento de vida, vaya.

Entre los problemas más comunes que suelo ver en este tipo de empresas se encuentran:

1/ Desconocimiento de la esfera digital

Es duro ver la cara de confusión de tantos profesionales de Pymes cuando me reúno con ellos y comenzamos a hablar de posicionamiento orgánico, SEO, contenidos digitales y auditorías.

Les parece una montaña titánica imposible de alcanzar y con frecuencia me preguntan “Pero, ¿se puede hacer algo o es mejor que esperemos a tener presupuesto?“.

La buena noticia es que SÍ se puede hacer algo. Muchas cosas en realidad. El problema es que no cuentan con los conocimiento necesarios para poner en marcha acciones de marketing y les da miedo contratar una empresa o profesional externo porque creen que será demasiado caro y no podrán pagarlo.

Enseguida veremos cómo se puede solucionar este problema.

2/ No entender que todo tiene que ver con todo

Otra de las cosas que suelo ver con mucha frecuencia es que las pequeñas empresas que quieren tener un buen marketing de contenidos no terminan de ver que en marketing digital, todo tiene que ver con todo.

Me explico. Si te decides a crear buenos contenidos, es probable que quieras empezar a crear artículos, infografías, ebooks y otros formatos que puedan atraer nuevos interesados a tu negocio.

El problema es que de nada servirán todos estos formatos si tu web es lenta, no está optimizada para móviles o tiene una experiencia de usuario que es una pesadilla.

En marketing digital, los contenidos pueden ser tu gran aliado para mejorar la captación de leads, siempre y cuando entiendas que todo tiene que ver con todo y que unas acciones afectan a otras.

Velocidad de carga, impacto en los resultados de búsqueda

En esta imagen, parte una infografía imprescindible que puedes encontrar en el artículo de SEMrush “Los 80 errores más comunes en sitios web ecommerce” puedes encontrar más información sobre cómo impactan los diferentes problemas técnicos de tu web en los resultados de búsqueda y, por tanto, en las conversiones.

3/ Tener visión de túnel

Llamo visión de túnel a esa que piensa que las campañas son islas que sacarán a la empresa del problema que tiene en ese momento.

Por ejemplo, imagina que quieres promocionar el lanzamiento de un nuevo producto o servicio.

Piensas, “esto lo soluciono yo en dos patadas con un par de semanas dando la brasa en redes sociales y unos cuántos artículos en blogs afines“.

Va a ser que no. Si no tienes una buena imagen de marca, trabajada desde hace tiempo, si no te has molestado en crear una comunidad en redes sociales donde ofreces información de utilidad y si no das respuesta a las preguntas de tus usuarios sin esperar nada a cambio, lo más probable es que no consigas nada. Absolutamente nada.

4/ Cansarse enseguida

No voy al gimnasio, pero sí tengo bien interiorizadas otras rutinas que se asemejan mucho a machacarse en una cinta de correr para conseguir un cuerpo 10.

Gracias a estas rutinas he aprendido dos cosas: la paciencia todo lo alcanza y si te cansas por el camino, seguro que no llegas.

Ergo, si quieres un buen marketing de contenidos para tu empresa, no dejes de dedicarle todos los días o todas las semanas el tiempo necesario para que luzcan como el cuerpo 10 de un gimnasio.

Cómo conseguir un buen marketing de contenidos para tu empresa

Estos son los problemas con los que me suelo encontrar cuando me reúno con empresas de tamaño mediano y pequeño.

Todas están interesadas en conseguir un buen marketing de contenidos y todas (algunas más y otras menos), adolecen de los mismos problemas.

¿Cómo solucionarlo? Antes de volverte loco a contratar o tirar la toalla, permíteme unos consejos de alguien que ha visto muchos proyectos nacer, crecer y morir (las menos) o triunfar (la más).

Soluciona los problemas de tu web antes de empezar a plantearte nada

Como he comentado con anterioridad, no merece la pena que te plantees conseguir un buen marketing de contenidos si antes no solucionas los problemas más acuciantes de tu web.

Entre estos se encuentran:

Una velocidad de carga lenta. Es uno de los requisitos imprescindibles para que Google valore positivamente tu web, por lo que no merece la pena que inviertas ni un euro en contenidos si no tienes una web con una buena velocidad de carga.

Para comprobar la velocidad de carga de tu web puedes utilizar varias herramientas, como Google Speed InsightsPingdom.

Me puedo permitir un buen marketing de contenidos

No tener una versión para móvil. Hace mucho que Google advirtió de que empezaría a tratar peor a aquellas webs que no se tomaran en serio la versión móvil de la web.

Ha puesto a nuestra disposición diversas herramientas que te permiten comprobar si lo estás haciendo bien o no, como el test de optimización para móviles.

Buen marketing digital, ¿me lo puedo permitir?

Tener problemas de usabilidad web. La usabilidad es una disciplina que busca facilitar la vida al usuario lo máximo posible. Por ejemplo, se considera una práctica de buena usabilidad que los contenidos no estén a más de 3 clics de la página principal o que haya formas de ponerse en contacto con la empresa de forma fácil y rápida.

Un SEO deficiente o inexistente. Si tienes páginas con contenido duplicado, canibalización de palabras clave, redirecciones que crean bucles o abusas de incluir palabras clave pensando que así lograrás mejorar tu posición en Google, soluciona esto antes de hacer ni buen marketing de contenidos ni ningún marketing de contenidos.

Optimización WordPress. Si, además, utilizas WordPress como gestor de contenidos, realiza una optimización para que tu web esté lo más cerca de la perfección posible. Estas optimizaciones de WordPress suelen incluir la compactación de código para que ocupe menos, reducir las imágenes, instalar los plugins que sean necesarios para mejorar la caché y por tanto la velocidad de la página y muchas cosas más. Si necesitas más información sobre qué incluye una optimización WordPress, puedes comentar en esta entrada y estaré encantada de responderte.

No seas demasiado ambicioso

Si has solucionado todos estos problemas y tu web reluce bajo el sol, es hora de trabajar en conseguir un buen marketing de contenidos para tu empresa.

Pero ¡ojo! es importante que no seas demasiado ambicioso.

¿Cómo es posible que te diga esto?

Sencillamente porque he visto muchos proyectos fracasar cuando han puesto toda la carne en el asador y se han cansado a los seis meses de no ver resultados.

Por eso, es mejor que empieces poco a poco y que si quieres meter el turbo, que sea una decisión consciente y meditada. Pero, sobre todo, que sea porque te va bien.

Prueba con esto: asesoramiento externo para poner en marcha tu propio proyecto digital

¿Puede un negocio mediano o pequeño permitirse un buen marketing de contenidos? Sí, se lo puede permitir.

Si no tiene recursos para subcontratar todas y cada una de las fases de implementación, siempre puedes subcontratar las más críticas:

Estrategia. Una estrategia, como he comentado en infinidad de veces, no es algo para tomarse a la ligera, ni un empeño de los profesionales saca-pelas de marketing. Es un documento que te obliga a pensar, a plantearte los objetivos de tus acciones de marketing y qué vas a hacer para lograr dichos objetivos.

Evidentemente, un profesional experimentado sabe bien cómo elaborar una estrategia y podrá hacerlo por ti mejor que tú mismo. De todas las fases de un proceso de marketing de contenidos es, con toda seguridad, la que dejaría en manos de un profesional.

Planificación de acciones. Las acciones puedes implementarlas tú personalmente o con tu equipo, pero si un profesional de los contenidos te guía, te ahorrarás muchos dolores de cabeza. Una buena idea si no cuentas con mucho presupuesto, es contratar unas horas de consultoría mensuales para que te ayude a enfocar las acciones del mes siguiente o corregir las cosas que hayan ido mal durante el mes en curso.

Calendarios y flujos de trabajo. ¿No sabes por dónde empezar? También un profesional puede proporcionarte herramientas y calendarios que te ayuden a planificar las acciones que debes realizar cada día o cada semana. Es algo que hacemos todos los días, como buscar ideas para artículos, programar las redes sociales, realizar las estadísticas mensuales o contactar con colaboradores para conseguir backlinks.

Todas estas tareas pueden parecer abrumadoras, pero si alguien te ayuda a organizarte y te proporciona las herramientas necesarias, te ahorrará mucho tiempo.

Por ejemplo. ¿Cuánto tiempo crees que le dedico a la semana a las redes sociales? No más de una hora y media. Las programo una vez y gracias a las herramientas de automatización, salen solas.

Luego, en los ratos libres entre tareas, contesto comentarios o converso con otros usuarios.

¡Y ya está! Si un profesional te ayuda con este tipo de trucos, además de con plantillas y flujos de trabajo, no necesitas contratar un Community Manager.

Consultoría. En lugar de tener un profesional a media jornada, con el desembolso que eso supone, ¿por qué no lo haces tú mismo y guardas tu dinero para unas horas de consultoría mensuales?

Podrás consultar dudas, planificar las acciones del mes siguiente, recibir algo de formación y tener feedback de un profesional cualificado.

¡Y funciona! Como te comenté en la entrada de la semana pasada, sobre marketing management, he implementado muchos proyectos de marketing digital. Gracias a esta cantera de golpes he aprendido trucos que puedo enseñarte.

¿Crees que no puedes permitirte un buen marketing de contenidos? ¡Consulta conmigo y verás como sí te los puedes permitir!

Carmen Díaz es Content Marketing Manager para Pymes, o lo que es lo mismo, trabaja creando contenidos para pequeñas y medianas empresas que quieran generar más ventas y llegar a unos clientes que cada vez se interesan más por la información y menos por la publicidad invasiva.

¿Preparado para conseguir el curso de contenidos?
Consíguelo hoy por sólo 24,99 €

Te informo de que los datos de carácter personal que proporciones rellenando este formulario serán tratados por Carmen Díaz Soloaga (Social Media Pymes) como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar la solicitud que realizas en este formulario de contacto. Legitimación: consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa, S.L. (proveedor de hosting deSocial Media Pymes) dentro de la Unión Europea. Puedes consultar la política de privacidad de Webempresa. Si no introduces los datos obligatorios, no podré atender tu solicitud. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión los datos recabados en la dirección info@socialmediapymes.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en mi política de privacidad.