¿Dónde está la verdad? Al arquetipo del Sabio, esta inquietante pregunta le mantiene en vilo por las noches. Perfeccionista por naturaleza, el Sabio no se dejará jamás llevar por la ambigüedad. 
Este artículo es parte de una serie de 12 entradas sobre los arquetipos de marca que permiten a los negocios construir identidades que atraigan a los consumidores. Encontrarás una introducción en el artículo Personalidad de marca y arquetipos.

Todo sobre el arquetipo del Sabio

¿Te suena la frase de “la verdad os hará libres”?

El sabio cree que el camino a la verdad pasa por el conocimiento y que cuando alcanzas la verdad y la compartes con los demás, consigues que el mundo sea un lugar mejor.

En el plano de los odios, el sabio evita la ambigüedad, la desinformación, las afirmaciones engañosas y la ignorancia, tanto en sí mismo como en los demás.

Las marcas que tienen el arquetipo del Sabio como referente, poseen un alto grado de conciencia e inteligencia.

¿Sus puntos débiles? Cuando el Sabio se obsesiona demasiado con la verdad, pierde el contacto con la sociedad.

Además, la búsqueda interminable de respuestas puede provocar en el Sabio un caso agudo de “parálisis de análisis” y hacer que no pueda tomar ninguna decisión consciente.

El Sabio en acción

El arquetipo del Sabio se presenta ante los demás como un faro que ilumina a todos aquellos que viven en la oscuridad del desconocimiento.

Marcas como The New York Times, la CNN o la Universidad de Harvard utilizan este arquetipo en su discurso de comunicación.

Además, el Sabio es perfecto para cualquier empresa que se centre en los valores de investigación y desarrollo o la adquisición y la difusión de la información.

Museos, librerías, centros de investigación, medios de comunicación, universidades y centros de estudios utilizan este arquetipo en su comunicación.

En lo que se refiere a sus técnicas de marketing, este tipo de organizaciones y empresas suelen presentar un aspecto muy simple, sin los trucos que esperas ver en otras empresas con otros arquetipos de modelo.

El arquetipo del Sabio, las marcas que se basan en el para crear su storytelling.

La comunicación visual en el arquetipo del Sabio

Por ejemplo, en lo que se refiere a la paleta de colores, lo más probable es que utilicen colores neutros o grises, azul marino, blanco o colores atenuados.

La misión de esta identidad visual es hacer que el público objetivo vea las cosas de forma diferente, desde la perspectiva del Sabio.

En la imagen que verás a continuación, procedente de una de las muchas revistas que produce la prestigiosa Universidad de Harvard, se ponen de manifiesto algunas de las ideas de comunicación visual que acabo de mencionar.

El arquetipo del Sabio, las marcas que se basan en el para crear su storytelling.

Puede parecerte seria y poco original, más cercana al elitismo que a los valores del Sabio.

Tienes razón. El conocimiento con frecuencia está reservado solo para unos pocos.

Por desgracia, no todos somos tan listos como para acceder a una universidad de la Ivy League, por lo que sí, Harvard explota el lado elitista, ¡qué le vamos a hacer!

El consumidor Sabio

Los consumidores que responden al arquetipo del Sabio no son fáciles.

Al basar sus decisiones de compra en argumentos racionales, no sucumben fácilmente a la “mentalidad de rebaño” tan extendida hoy en día.

Valoran el pensamiento independiente, incluso cuando se les reta intelectualmente o no se ajusta a sus esquemas.

Los consumidores de las marcas que basan su discurso de comunicación en este arquetipo disfrutan aprendiendo por el placer del aprendizaje.

Aprecian especialmente que las marcas sean transparentes y sospechan de las marcas que parecen tener algo que ocultar. Son especialmente sensibles a los datos duros y si las marcas les ofrecen gran cantidad de información detallada sobre un tema (como ciertos medios de comunicación), se ganarán su confianza a largo plazo.

El arquetipo del Sabio, las marcas que se basan en el para crear su storytelling.

Si tu marca se sirve del arquetipo del Sabio para comunicar, no caigas en la tentación de técnicas agresivas de venta.

En su lugar, ofrece la información necesaria para que tomen una decisión informada racional.

Los consumidores del arquetipo del Sabio valoran la inteligencia por encima de cualquier otra cosa, no te sorprendas si tu producto tiene una curva de aprendizaje dura, podrán con ella.

Los niveles en el arquetipo del Sabio

Como hemos visto en cada una de las entradas que forman esta serie de artículos sobre los arquetipos de marca, cada uno de ellos está formado, a su vez, por niveles que definen la pureza de su carácter.

Nivel 1: en su nivel más bajo, cuando el Sabio no es verdaderamente el poseedor del conocimiento necesario, suele recurrir a otros en busca de respuestas y datos objetivos a los interrogantes que se plantea.

Nivel 2: en su nivel intermedio, el Sabio comienza su camino hacia el conocimiento a través del pensamiento crítico y el análisis.

Nivel 3: en su nivel más alto, el Sabio se convierte en experto poseyendo la sabiduría necesaria, así como la confianza que otorga su alto nivel de especialización. Es decir, se convierte en el tío al que recurrimos cuando buscamos al mejor en la materia.

La familia del Sabio

Hay diferentes aspectos de los atributos del Sabio que pueden destacar frente a otros, dando lugar a diferentes versiones o variantes de este arquetipo.

Todos ellos conforman una serie de sub arquetipos que conocemos como la familia del Sabio.

1/ El Sabio

Motivado por la continua búsqueda de la verdad, el Mago valora el conocimiento y el aprendizaje. Prefiere tomar decisiones basadas en datos, con un espíritu independiente lleno de escepticismo que le lleva a no dar nada por sentado. Sin embargo, no todo es de color de rosa para el Sabio. El riesgo de caer en la arrogancia es alto, así como convertirse en una marca dogmática rígida e insensible a las necesidades de los demás.

2/ El Mentor

Aunque su búsqueda de la verdad es tan intensa como la del Sabio, su visión se completa cuando comparte este conocimiento con los demás. Sus amenazas están marcadas por la posibilidad de no ser un buen juez o la posibilidad de ser capaz de mantenerse imparcial. Todo lo que hace el Mentor se basa en la idea de alcanzar los objetivos marcados por encima de cualquier otra cosa.

3/ El Detective

Busca diligentemente aquello que permanece oculto, para sacarlo a la luz. Con gran talento para la evidencia empírica, es profundamente intuitivo y se basa en su instinto para alcanzar la verdad.

Como los grandes detectives de la historia del cine y de la literatura, este arquetipo corre el riesgo de aislarse de los demás en su búsqueda de la verdad.

4/ El Chamán

De naturaleza espiritual, aunque no necesariamente relacionado con la religión, el chamán tiene un poder místico para ver y decir la verdad, particularmente desde una “conciencia superior” o una perspectiva alternativa.

Los peligros abundan si el Chamán desarrolla una falsa sensación de poder, ya que eso podría llevarle al foso de la manipulación y a la pérdida de la autenticidad.

5/ El Traductor

Es un excelente comunicador, al que su conocimiento le permite conocer las verdades universales interpretándolas para que los demás tengan conocimiento de ellas.

Es el más sociable de los sub arquetipos del Sabio, por lo que se siente atraído por la comunicación y el lenguaje.

Sus riesgo está en no dejarse alcanzar por las prisas por compartir este conocimiento con el mundo, lo que le puede llevar a sacar conclusiones precipitadas.

Ejemplos de marcas que se apoyan en el arquetipo del Sabio

Como en pasados artículos, es hora de ver cómo marcas muy distintas utilizan este arquetipo como vehículo para la identidad de su marca.

En la entrada de hoy, he elegido dos empresas muy distintas, pero cuyo storytelling de base lo forma el arquetipo del Sabio.

Las marcas que eligen el arquetipo del Sabio como protagonista de su storytelling basan su identidad en el conocimiento. Los ejemplos que hoy traigo hasta este blog no solo se apropian del territorio de contenidos del conocimiento, sino que, literalmente, su negocio se basa en el conocimiento.

Google, la información es poder

Un niño de cinco años sabe que si necesitas la respuesta a un interrogante, lo mejor que puedes hacer el “Googlearla”.

¿Puede haber mayor indicador de éxito que convertir tu marca en un verbo?

Google es probablemente la marca más emblemática que toma el arquetipo del Sabio como modelo de storytelling.

No solo ama el conocimiento, sino que ese es su negocio.

A través de un trabajo muy complejo, consiguen transmitir una idea muy sencilla y atractiva “hacer accesible a todo el mundo toda la información”.

Además, en lugar de desviarse de su propósito original (proporcionar las mejores respuestas a cualquier pregunta), han sabido mantenerse fieles a sus orígenes.

Su publicidad (que de algo tienen que vivir, oye) es discreta y transparente, lo que encaja al 100% con la mentalidad del Sabio.

El arquetipo del Sabio, las marcas que se basan en el para crear su storytelling.

De esta forma, han conseguido apropiarse de la credibilidad que pretendían, aunque si hablas con ciertos SEO te sorprendería saber los muchos “atajos” que emplean.

Aunque su identidad visual posee un aspecto muy amigable y alejado de la línea que he comentado al inicio de este artículo, podrás ver cómo detrás de sus mensajes late siempre el desafío por alcanzar el conocimiento y el placer por aprender.

Universidad de Harvard, de lo mejor, lo único

La Universidad de Harvard es una de las universidades más prestigiosas del mundo.

Entre sus ex alumnos se encuentran ocho presidentes de los Estados Unidos, 21 premios Nobel y a Mark Zuckerberg (en varios momentos, además).

Su posicionamiento es claro: si eres bueno, entras. Si no, buena suerte en otro lado.

Por eso puede parecer elitista, y de hecho, lo es.

Sin embargo, este elitismo no es gratis. La exigencia de la organización es bien conocida así como su capacidad para que sus alumnos puedan alcanzar todo su potencial.

Así lo manifiestan en cada una de sus comunicaciones, sea un anuncio, un vídeo o una publicación.

Toma como muestra el vídeo que puedes ver debajo de estas líneas. Muy inteligentemente, desvían la atención de sus propios méritos para trasladar el peso de la identidad hacia el conocimiento, es decir, hacia los libros donde reside el saber.

 

Hasta aquí el breve repaso por la personalidad del arquetipo del Sabio. ¿Tienes alguna marca favorita que se base en este arquetipo? Te espero en los comentarios.

¿Quieres aprender a diseñar infografías?

¡Suscríbete a Social Media Pymes y recibirás el ebook gratis!

¡Gracias por unirte a la familia de Social Media Pymes!