Me gusta decir que aprender es un acto de voluntad. Hay quien nace con la capacidad innata de aprender y hay quien a base de esfuerzo y humildad aprende a hacer cualquier cosa. El artículo de hoy, cómo editar un post de un blog, está pensado para estos espíritus esforzados que quieren hacerlo mejor. Porque haberlos, haylos, como las meigas.

La importancia de aprender cómo editar un post de tu blog

Convertirse en bloguero es una carrera dura y solitaria. Es más que probable que pases muchas horas pensando si lo estás haciendo bien, por mucho que busques información en internet. La calidad es importante, pero no siempre tu estándar de calidad coincide con el de los demás y no siempre se consiguen conversiones con calidad.

Además, si te pareces al 90% de las empresas pequeñas, es muy probable que estés redactando personalmente tus contenidos, es decir, que estés autoeditando, lo que complica aún más la ecuación.

Debes contar con determinadas habilidades y herramientas para hacerlo bien.

Cómo editar un post de blog en cinco sencillos pasos

Si quieres adquirir la habilidad de editar un post de tu blog por ti mismo, sigue estos cinco sencillos pasos:

1/ Revisa que la estructura tenga sentido

El primer objetivo que debes analizar es si tu artículo cumple con la promesa que haces en el metatítulo y la metadescripción.

Para ello, revisa la estructura del artículo de forma que transmita lo que deseas y que abarque el tema con sentido.

Por ejemplo, si vas a explicar cómo se hace la lasaña, lo normal es que sigas una estructura como esta:

  1. Ingredientes
  2. Pasos para hacer la lasaña
  3. Alternativas
  4. Con qué acompañarla
  5. Consejos de conservación

No tendría ningún sentido empezar con opciones para acompañar la lasaña y dejar los ingredientes para el final del artículo. Lo mismo se puede aplicar a los temas más amplios. Te aconsejo que siempre sigas un orden lógico y, a ser posible, que lo primero que crees sea la estructura.

Evita los tecnicismos, en otras ocasiones te he contado que añaden ruido al mensaje y que no hacen sino complicar tu trabajo para hacerte entender. Y si no te queda más remedio que utilizar jerga, añade un diccionario o glosario de términos que permita a los lectores menos avanzados orientarse.

Aprovecha en este punto para comprobar y actualizar todos los datos y enlaces que hayas incluido en la publicación. Un dato incorrecto o un enlace roto pueden socavar tu artículo, así que lee palabra por palabra todo el texto y piensa si estás justificando tus afirmaciones con datos contrastados.

2/ Añade gráficos y tablas

No es un paso obligatorio para todos los artículos, pero te recomiendo encarecidamente que lo consideres. Incluir gráficos y tablas puede ayudar a los usuarios a conseguir la información que están buscando y también a que tus artículos opten a fragmentos destacados.

Además, hacen que el artículo sea más atractivo y fácil de leer, dividiéndolo en bloques de texto menores, lo que sin duda hará que el lector avance sin darse cuenta.

3/ Revisa

El tercer paso para dominar cómo editar un post de tu blog consiste en descender al detalle de la ortografía y gramática. No se trata de que escribas un tratado de buena redacción, pero al menos, no hieras los ojos de tus lectores con faltas de ortografía graves.

Si tienes problemas para cuidar la ortografía y la gramática puedes utilizar herramientas como Grammarly o LanguageTool. Esta última funciona de lujo, tiene una extensión de Chrome que te facilitará mucho la vida.
Mejora tus textos con una revisión de ortografía

4/ Optimizar para SEO

No hace falta que te cuente que el SEO es importante. Lo sé, lo sé, es una gaita. A nadie le gusta sentir que su creatividad está mermada por el SEO, pero la realidad es que si la gente no busca en internet lo que tienes que decirles ¿para qué te vas a molestar en escribir nada?

Lo ideal es que previamente a la redacción del artículo hayas realizado una investigación de palabras clave. Si las cosas no han salido como esperabas, sigue estos consejos.

Por qué tu artículo no ha posicionado bien

Han podido pasar varias cosas:

  • Has apuntado a una palabra clave con demasiada competencia para tu dominio.
  • El artículo no está bien optimizado desde el punto de vista SEO.
  • No hay suficiente volumen de palabras clave para el tema de tu post.
  • Aunque has conseguido impresiones (que tu artículo se muestra en los resultados de búsqueda), el título y la metadescripción no son atractivos y la gente no hace clic.

Tranquilo, todas estas cosas tienen solución, solo necesitas un poco de paciencia y los siguientes consejos.

1/ Utiliza el asistente de escritura de Semrush para optimizar tu texto

Ya te he hablado en otras ocasiones de esta magnífica herramienta.

Asistente de escritura de Semrush

Desde que la utilizo, mis artículos posicionan mucho mejor y mis esfuerzos de redacción son más eficaces. Solo necesitas una cuenta de Semrush e instalar el plugin correspondiente.

2/ Instala en plugin de Yoast para editar el título y la metadescripción

Seguro que ya conoces Yoast. Puedes utilizar su sistema de semáforo para optimizar tu artículo y editar el título SEO y la metadescripción que, por defecto, tiene tu artículo.
Plugin de Yoast como herramienta para realizar una auditoría SEO a un post

3/ Apunta a palabras clave de cola larga y poca competencia

Tómate tu tiempo para encontrar una palabra clave de cola larga. Si no sabes lo que es, fíjate en esta imagen.

Mejores prácticas de SEO de contenidos.

Una palabra clave de cola larga representa búsquedas más concretas, normalmente con una intención más enfocada. Por ejemplo, «comprar coche» sería una palabra clave más amplia mientras que «comprar coches baratos Madrid» que es una palabra clave de cola larga con la intención más clara.

5/ Vista previa de la publicación

Sé que estás deseando hacer clic en «publicar», pero todavía te quedan algunas cosas más.

Empieza por visualizar la versión previa de tu publicación. Es probable que encuentres fallos de maquetación o de ortografía, imágenes que no son tan atractivas como pensabas y bloques de texto que es probable que sean más largos de lo esperado.

Tu checklist de autoedición

Aunque puede parecer abrumador, te aseguro que cuando has repasado estos pasos terminas haciéndolo sin pensarlo.

Aquí tienes las preguntas que debes contestar antes de publicar o republicar tu artículo:

  • ¿La estructura de mi artículo tiene sentido? ¿Empiezo de forma amplia y termino abordando el tema en profundidad?
  • ¿Respaldo mis afirmaciones con datos y las fuentes que utilizo están contrastadas?
  • ¿He eliminado la paja y cada palabra tiene sentido?
  • ¿Hay suficiente material audiovisual como vídeos, gráfico e imágenes?
  • ¿He buscado palabra clave que sea aceptable para la antigüedad de mi dominio y mis rankings?
  • ¿La redacción tiene sentido y el texto está libre de errores y faltas de ortografía?
  • ¿He optimizado el texto con la palabra clave y las derivadas?
  • ¿He comprobado que la vista previa de la publicación está lista para publicar?

Consejo final

Editar tu contenido antes de publicarlo es requisito indispensable si quieres que tu artículo sea digno de tu reputación.

Si te vale el consejo, suelo redactar los artículos la semana antes de publicarlos, de forma que llegado el día de publicar se borraron de mi mente. El día que se publica, lo vuelvo a revisar y siempre, siempre, siempre, encuentro nuevas cosas que solucionar.

Si no te sientes cómodo con la redacción, déjalo en mis manos. Puedo ayudarte a revisar tus textos y optimizarlos para que alcancen el máximo potencial y pasen cualquier filtro, por exigente que sea. Si te estás preguntando cómo editar un post, deja de buscar y ¡contacta conmigo!

Carmen Díaz es Content Marketing Manager para Pymes, o lo que es lo mismo, trabaja creando contenidos para pequeñas y medianas empresas que quieran generar más ventas y llegar a unos clientes que cada vez se interesan más por la información y menos por la publicidad invasiva.

¿QUIERES CONSULTARME ALGO?

¡No te cortes! Escríbeme con la consulta que necesites y te responderé lo antes posible.

Te informo de que los datos de carácter personal que proporciones rellenando este formulario serán tratados por Carmen Díaz Soloaga (Social Media Pymes) como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar la solicitud que realizas en este formulario de contacto. Legitimación: consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa, S.L. (proveedor de hosting deSocial Media Pymes) dentro de la Unión Europea. Puedes consultar la política de privacidad de Webempresa. Si no introduces los datos obligatorios, no podré atender tu solicitud. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión los datos recabados en la dirección info@socialmediapymes.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en mi política de privacidad.