Una palabra describe a este arquetipo por encima de cualquier otra: control. Sin orden y estructura, nuestras vidas no se sostendrían fácilmente, igual que la del arquetipo del Gobernante.

Si quieres saber más sobre el tema consulta la  introducción en este artículo, que forma parte de una serie de 12 post donde se explica cómo puedes construir una identidad de marca que atraiga a los consumidores a través del storytelling.

Todo sobre el arquetipo del Gobernante

El mundo moderno puede ser caótico y apabullante, a pesar de las estructuras y sistemas de control de los que disponemos.

Las marcas que encarnan el arquetipo del Gobernante ofrecen la promesa de hacer que el mundo siga girando, apelando al deseo más elemental de este arquetipo: el control.

Sin embargo, es importante que sepas que elGobernante no quiere quedarse dentro de un agujero con tal de estar seguro. Muy al contrario, el objetivo primario de este arquetipo es prosperar y conseguir éxito en la vida.

¿Y sus miedos? ¿A qué teme el Gobernante? Al caos, evidentemente, y a perderse en el descontrol que conlleva.

Para lograr escapar a este caos, la estrategia de Gobernante es lograr el liderazgo que le proporcione la tan ansiada estabilidad.

Entenderás mejor su filosofía con esta cita de la Dama de Hierro:

“Ser poderoso es como ser una señora. Si tienes que explicárselo a la gente, es que no lo eres.”

Mientras que el poder y el control pueden ser motivo de abuso, el caos necesita ser manejado de forma adecuada, por lo que todos tenemos algo de este arquetipo cuando vivimos en sociedad.

Aquellas marcas que son capaces de proporcionar estabilidad y seguridad son las favoritas de este arquetipo.

Control, una vida basada en la tranquilidad

Como he mencionado, el control es la principal motivación de este arquetipo. Sin embargo, no pienses en un obseso empeñado en controlar hasta el último detalle de tu vida.

El control que desea este arquetipo es de otro tipo, más cercano a la seguridad y la tranquilidad que a una obsesión por los detalles.

Es amante de las reglas y amante, a su vez, de que las cosas no cambien. Probablemente, es el arquetipo más conservador y el que encarna el target de más edad. Como sucede con frecuencia cuando nos hacemos mayores, el Gobernante aprecia las cosas de buena calidad, clásicas, que no pasan de moda.

Tampoco es un arquetipo aislado o individualista. El Gobernante se ve a sí mismo como modelo para otros y gusta de ayudar a que alcancen la misma seguridad y prosperidad de la que él goza.

Los extremos del arquetipo del Gobernante

Si has seguido las entradas que he dedicado a los arquetipos de marca y su implicación en el storytelling, sabrás que hay varios extremos en su espectro.

En el caso del Gobernante, estos extremos van desde la madre protectora que cuida amorosamente de sus hijos, al déspota dictador sediento de control. Entre ambos extremos tu marca deberá encontrar dónde ubicarse con lo mejor (o lo peor) de los dos extremos.

Como es lógico, hay multitud de ejemplos reales del arquetipo del Gobernante. Hitler, Mao o (más recientemente) Trump son encarnaciones reales de este arquetipo.

En el equipo de las marcas, Microsoft, Rolls Royce, Rolex o Hugo Boss encarnan el arquetipo del Gobernante, con matices diferentes como veremos más adelante.

Las normas, territorio del Gobernante

Las normas que rigen nuestra sociedad están por todas partes. Los semáforos, las administraciones y las reglas gramaticales ordenan una vida sin la que todo sería un caos.

Mucha gente ama este tipo de normas (a mi que me registren) especialmente presentes en empresas de seguridad, financieras y en los gobiernos.

También están presentes en aquellas empresas que se ajustan a altos estándares de calidad o que ofrecen productos y servicios de alta gama.

¿Cómo atraen a los consumidores? Mira este vídeo.

Este anuncio de perfumes de la marca Hugo Boss se dirige a un hombre exitoso, importante, pero con valores tradicionales como la nobleza, la ética y la sofisticación. Puro Hemsworth, vaya.

Este ejemplo de marca que se apoya en el arquetipo del Gobernante te enseña que los consumidores que se sienten atraídos por este arquetipo no son tíos raritos o con rasgos psicopáticos.

Muy al contrario, son personas que desean triunfar, pero sin dejar de lado sus principios y siguiendo las normas éticas que deberían regir nuestra sociedad.

El claim de esta campaña lo dice todo “El éxito sin integridad no significa nada“.

La cultura de las organizaciones en el arquetipo del Gobernante

¿Inspirador, verdad?

Como viene siendo tradicional, quiero contarte cómo es la cultura de las organizaciones y empresas que llevan el Gobernante en su ADN.

La jerarquía de estas organizaciones está claramente definida, perfectamente establecida y es muy estable.

Como puedes suponer, estas organizaciones son funcionales, ordenadas y capaces.

Lamentablemente y como habrás podido experimentar en carne propia si acudes a hacer gestiones con la administración, este tipo de organizaciones no responde de forma rápida a los nuevos desafíos.

Cuando estas organizaciones son empresas, puede suponer un problema grave, debido a que los mercados exigen diligencia y velocidad.

Los niveles del arquetipo del Gobernante

Como el resto de los arquetipos, el que nos ocupa hoy tiene diferentes niveles, dependiendo de la concentración de los atributos.

Nivel 1: en el primer nivel, el más light de los tres, el Gobernante toma el control de su propia vida.

Nivel 2: en el segundo, se convierte en líder de su círculo más próximo.

Nivel 3: en el tercero, el Gobernante alcanza el nivel más alto como líder, sea dentro de una comunidad (aunque sea una clase o una empresa) o, incluso, un país.

Los sub arquetipos del Gobernante

También como viene siendo tradicional en estas entradas, sabrás que dentro de un mismo arquetipo hay diferentes matices que dan lugar a lo que llamamos sub arquetipo. En el caso del Gobernante, son estos:

1/ El legal

¿Has escuchado alguna vez definir a alguien como “un tío legal”? Señala a aquellos hombres y mujeres que tienen el liderazgo en la sangre. No fallan y se puede confiar en ellos. Tienen la particularidad de llevarse bien con todo el mundo, lo que hace que los entornos de trabajo donde los encuentras sean armoniosos y tranquilos.

Sin embargo, tienen una debilidad. Sin pierden el control, corren el riesgo de convertirse en tiranos.

2/ El Soberano

Este sub arquetipo aporta un aire de prestigio y rango. Se aferra a la tradición, con gran control sobre sí mismo y bien presentado ante terceros. Ser un Soberano es una gran responsabilidad y este arquetipo se esfuerza mucho en conseguirlo.

3/ El Juez

Como he comentado al inicio de este artículo, las normas nos proporcionan una estructura en la que poder desarrollarnos como personas y profesionales. El Juez utiliza su capacidad de discernimiento y sus conocimientos para proporcionar esta estructura.

Entre la compasión y la justicia, el Juez es un buen comunicador y estratega. Su riesgo es que se sienta seducido por el poder, de forma que debe hacer un esfuerzo consciente para permanecer objetivo e imparcial.

4/ El Embajador

Diplomático, este sub arquetipo se encuentra en su medio mientras resuelve conflictos. Consigue estratégicamente convertir situaciones complejas en un remanso de paz, estabilidad y tranquilidad.

¿Su reto? Se puede sentir tentado a mentir y manipular para conseguir que su influencia vaya más allá.

5/ El Patriarca

Actúa como cabeza de familia, manteniendo el orden y aportando protección. Entre sus habilidades se encuentran el coraje y la fuerza, además de una fuerte preocupación por los demás, a los que inspira sentimientos de seguridad.

El Patriarca debe tener cuidado de no caer en un estilo de liderazgo tiránico o perderá su esencia.

El consumidor Gobernante

Los consumidores que se sienten atraídos por marcas con este arquetipo se preocupan por la imagen, el estatus y el prestigio.

Se sienten atraídos por estas marcas porque creen que les ayudarán a que los demás los perciban como ellos se consideran. Aunque no siempre es así, el consumidor Gobernante es una persona triunfadora, lo que no significa que compartan los valores tradicionales de este arquetipo.

Además de tener éxito, estos consumidores también tienen responsabilidades y no son dóciles a la hora de recibir órdenes de otras personas.

Pueden ser patrióticos, ya que aman las reglas, las tradiciones y el patrimonio de sus países de origen. Evidentemente, esto no se aplica a todos los consumidores ni a todos los países, ya que en nuestro país estos valores no tienen tanta fuerza como en el norte de Europa o en Estados Unidos.

Las marcas que desean acercarse a este tipo de consumidor, deberán ser capaces de hacerles sentir especiales, como lo que sucede con los programas de fidelización o los clientes VIP con trato preferente.

Ejemplos del arquetipo del Gobernante, Mercedes Benz

¿Quieres ver este arquetipo en acción? Nadie mejor que la marca de coches Mercedes Benz.

Su sola mención evoca lujo, calidad y alto rendimiento técnico. De hecho, ha sido la responsable de fabricar algunos de los coches más elegantes y sofisticados del mundo.

Entre sus valores corporativos se encuentran tanto el diseño como la calidad técnica en ingeniería, así como un valor muy importante para el arquetipo al que se dirigen, el patrimonio familiar.

El nombre del fundador de esta marca de coches Emil Jellinek no te sonará, pero el de su hija de diez años, Mercedes, seguro que sí.

En 1898, Karl Benz diseñó un nuevo coche para competir en una carrera y a petición del propio Jellinek, el coche recibió el nombre de su hija Mercedes.

La tradición a la que se aferra la marca no solo se aplica al nombre de la compañía, sino también a su famosa estrella de tres puntas.

Karl Benz le envió a su esposa una carta con una estrella que señalaba la casa donde vivía en  Deutz, Alemania. “Un día esta estrella brillará en mi trabajo”, escribió.

En 1909, se utilizó esta anécdota para darle vida al logo de la marca, registrando la ya famosa estrella de tres picos que también simboliza la triple naturaleza del transporte: por carretera, mar y aire.

Hay quien afirma que además, simboliza los tres valores más importantes de la marca: servicio y seguridad y  tradición pionera.

Mercedes Benz es un ejemplo del arquetipo del Controlador, sus valores.Unos valores que la marca se esfuerza en comunicar en cada una de sus comunicaciones, desde sus inicios como empresa apasionada de las carreras hasta la aparición de los primero modelos para el público general.

Su trayectoria a lo largo de su dilatada carrera ha dado muestras de gran innovación. En 1924, Daimler y Benz, hasta ese momento compañías competidoras, optaron por cooperar y fusionar sus operaciones en la actual Mercedes-Benz.

Desde entonces, sus éxitos comerciales y técnicos no han parado de llegar. En 1952, la compañía lanzaba el modelo 300 SL, con una velocidad máxima de ¡243 kilómetros hora! Por algo le llamaban “el hacedor de viudas”.

Fue el primero de los famosos modelos SL-Class y hoy en día sigue siendo tan espectacular como hace más de 60 años.

Además del diseño, la innovación técnica y la seguridad son muy importantes para la marca porque son muy importantes para los consumidores de Mercedes.

Por ejemplo, Mercedes fue pionera en el uso de anclajes para los cinturones de seguridad como estándar para sus coches, así como en el frenado ABS, el uso de los airbags y la celda de seguridad para pasajeros.

Avanzando hacia el futuro

Pero sin duda, lo más llamativo de la marca Mercedes es que ha detectado el poder de las nuevas generaciones, por las que ha decidido apostar firmemente.

Si marcas similares se han quedado anclados en los coches de “padres”, Mercedes decidió hace tiempo innovar incorporando coches de menor tamaño pero con todas las prestaciones.

Así surgió la clase A, con un target más joven pero con los mismos valores de siempre: calidad, innovación y tradición renovada.

Mercedes-Benz ocupa un puesto destacado en la industria del automóvil y la marca sigue representando el deseo de conducir un coche soñado incluso para las nuevas generaciones.

Como puedes ver en este último post, Mercedes encarna todo lo mejor del arquetipo del Gobernante: calidad, sofisticación y control.

¿Me cuentas tu ejemplo favorito del arquetipo del Gobernante? ¡Te espero en los comentarios!

¡ÚNETE A MI COMUNIDAD DE CONTENIDOS!

Recibe la newsletter de Social Media Pymes con las últimas novedades del blog. ¡Sin spam! Lo odio tanto como tú 🙂

Te informo de que los datos de carácter personal que proporciones rellenando este formulario serán tratados por Carmen Díaz Soloaga (Social Media Pymes) como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar la solicitud que realizas en este formulario de contacto. Legitimación: consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa, S.L. (proveedor de hosting deSocial Media Pymes) dentro de la Unión Europea. Puedes consultar la política de privacidad de Webempresa. Si no introduces los datos obligatorios, no podré atender tu solicitud. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión los datos recabados en la dirección info@socialmediapymes.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en mi política de privacidad.