Utilizamos datos a diario en nuestro trabajo. Los datos están en todas partes, como en las presentaciones de ventas, el servicio de atención al cliente, los informes de resultados de campañas y mucho más. Aquí es donde saber elegir correctamente los tipos de gráficos según tu tipo de negocio y las necesidades de tu visualización es necesario.

En mi caso concreto, manejo datos procedentes de las redes sociales, de campañas en marcha, de palabras clave y otros muchos más que, además, tengo que presentar de la manera adecuada a mis clientes. Esa es la parte que realmente importa, ya que los datos, si no se entienden, no sirven de nada.

¿Qué importa realmente a la hora de seleccionar datos e interpretarlos? ¿Cómo visualizar y analizar los datos para poder extraer información y procesarlos?

Y lo más importante, ¿cómo puedes hacer que tus informes sean más eficaces cuando estés trabajando con múltiples proyectos a la vez?

Una de las cosas más comunes que ralentizan los informes es comprender qué tipos de gráficos conviene utilizar y por qué. Por eso debes estar seguro de que no estás eligiendo un tipo de ayuda visual incorrecto. Ten en cuenta que elegir una visualización de datos incorrecta puede causar confusión entre aquellos que reciban tus datos y que saquen conclusiones erróneas, algo que, definitivamente, no quieres.

Para crear gráficos que aclaren y proporcionen la foto que esperas, debes comprender primero cuándo y cómo necesitas manejar los gráficos.

En este artículo, repasaré los diferentes tipos de gráficos y las preguntas que debes hacerte para elegir el que mejor se ajuste a tus necesidades y tu tipo de negocio.

5 preguntas que debes hacerte para decidir qué tipos de gráficos necesitas

Antes de pasar a describir los diferentes tipos de gráficos, es necesario que aciertes con el que mejor se ajusta a tus necesidades. Te resultará más sencillo si te guías por estas preguntas.

1/ ¿Quieres comparar valores?

Los gráficos son una ayuda visual perfecta para comparar conjuntos de datos, ya que te muestran rápidamente las subidas y bajadas o los ganadores y perdedores.

Para comparar, puedes utilizar varios tipos de gráficos, como por ejemplo:

  • Gráficos de tarta
  • Gráficos de barras
  • Gráficos de dispersión

Consejo: si vas a utilizar grupos de datos muy numerosos, ten cuidado con qué tipo de gráfico eliges. Debe ser claro y sencillo o no se podrán extraer conclusiones fácilmente.

2/ ¿Quieres mostrar la composición de algo?

Los gráficos que se utilizan para mostrar la composición de un concepto son de los recursos más utilizados en cualquier empresa e industria. En mi caso, los utilizo con mucha frecuencia para mostrar la composición de los tipos de dispositivos que utilizan los usuarios de una campaña.

Para decidir qué tipos de gráficos te convienen más, puedes elegir entre una amplia variedad de tipos de gráficos:

  • Gráficos de tarta
  • Gráficos de barras
  • Gráficos tipo Mekko

Consejo: no olvides la regla esencial de la composición, el total debe ser igual a la suma de las partes.

Ejemplo de comparativa entre varios gráficos de tarta

3/ ¿Quiéres entender la distribución de tus datos?

Los gráficos de distribución te ayudan a entender valores atípicos, cuál es la tendencia normal así como el rango de información de tus valores.

Utiliza estos tipos de gráficos para mostrar la distribución:

  • Gráfico de dispersión
  • Gráficos tipo Mekko
  • Gráficos de Línea
  • Gráficos de barras

Consejo: trabájalos bien, o no será fácil extraer conclusiones sobre la visualización de datos.

Gráfico de dispersión, ejemplo de los tipos de gráficos adecuados

4/ ¿Estás interesado en analizar tendencias entre un conjunto de datos?

Si quieres conseguir más información sobre cómo ha funcionado el conjunto de datos durante un periodo de tiempo específico, existen varios tipos de gráficos que funcionan bien, como los siguientes:

  • Gráficos de línea
  • Gráficos de línea de doble eje
  • Gráficos de barras

Consejo: son la mejor opción para ver la evolución general de datos. Lo verás en Google Analytics para casi todas las métricas posibles.

Cómo utilizar Google Analytics en inglés

5/ ¿Quieres conocer mejor la relación entre conjuntos de datos?

Los gráficos de relaciones son buenos para mostrar cómo una variable se relaciona con una o muchas variables diferentes. Puedes utilizarlos para mostrar cómo afecta un elemento positivamente, negativamente o tiene diferentes efectos con respecto a otras variables.

Cuando trates de establecer relaciones entre diferentes conjuntos de datos, utiliza los siguientes tipos de gráficos:

  • Gráfico de dispersión
  • Gráficos de burbujas
  • Gráficos de línea

Consejo: no los verás muy a menudo, porque son complicados de interpretar. Si puedes utilizar los más comunes, como los gráficos de dispersión o de línea, mejor que mejor.

Tipos de gráficos, cómo elegir el adecuado según tu tipo de negocio

Tipos de gráficos, cuál elegir según tus necesidades y tipo de negocio

Para entender mejor cada tipo de gráfico y cómo puedes aprovechar todo su potencial, aquí tienes una visión general de cada uno. Recuerda que puedes consultar cada tipo de gráfico a medida que vaya creando artículos específicos para cada uno.

Gráficos de tarta

Los gráficos de tarta son los más populares para prácticamente cualquier sector o tipo de negocio.

Su misión es simple: mostrar la relación entre el todo y las partes.

Ejemplo de gráfico de tarta y cuándo utilizarlo

Buenas prácticas para trabajar con gráficos de tarta:

  • Perder de vista la intersección de las partes. 
  • Utilizar las partes justas, ni más ni menos
  • Ordena las categorías como corresponda
  • Evita el 3D
  • Utiliza bien los colores
  • Uitliza las etiquetas de forma proporcional
Gráfico de tarta, cómo se crean

Gráficos de tarta

Los más utilizados para relacionar la composición de un todo, reflejando la relación entre las distintas partes. Los gráficos de tarta se pueden utilizar en cualquier industria y para diferentes necesidades, tanto en el ámbito financiero como en el de marketing.

Diagrama de Venn

Son casi tan antiguos como la visualización de datos y, personalmente, me encantan. Los diagramas de Venn tienen la misión principal de describir cómo se relacionan varios elementos dentro de un mismo universo.

Un buen ejemplo sería adivinar lo que tienen en común departamentos, operaciones, tipos de consumidores o inversiones. Por eso, se puede aplicar prácticamente a cualquier sector, aunque tiene sus limitaciones.

Diagrama de Venn, ejemplo creativo

Buenas prácticas para trabajar con diagramas de Venn:

  • No utilices demasiados elementos o las coincidencias no se podrán apreciar con claridad
  • No pierdas de vista para qué sirven, comparar
  • Tienen ciertas limitaciones, por lo que no son para todo el mundo
Diagrma de Venn, cómo crearlos

Diagramas de Venn

No son para todo el mundo, pero tienen su público. Los diagramas de Venn son uno de los tipos de gráfico más antiguos y se utilizan para encontrar similitudes entre diferentes tipos de datos. Se utilizan en el ámbito educativo y en el de los recursos humanos.

Gráficos de línea

Son los más comunes, los más simples, los clásicos tipos de gráficos que has visto una y otra vez. Son la solución perfecta para mostrar múltiples series de relaciones entre datos.

Como los gráficos de líneas con visualmente muy sencillos (solo consisten en líneas, en contraposición con gráficos más complejos, como los de dispersión) son perfectos para un estilo de visualización estilizada.

Gráfico de línea, ejemplo

Buenas prácticas para trabajar con gráficos de línea:

  • Elimina la cuadrícula que se suele colocar detrás de las líneas para un aspecto más pulido
  • Elimina también sombras y bordes que pueden enturbiar la lectura
  • Crea diferentes patrones de líneas para poder distinguir diferentes conjuntos de datos
  • Si no es necesario, elimina los datos de referencia de los ejes para simplificar el gráfico

Gráficos de barras

Son los más simples y los más robustos de todos los tipos de gráficos que vamos a ver en este artículo. Son universalmente conocidos por sus barras de distintos tamaños.

Uno de los ejes suele contener las categorías a comparar, mientras el otro representa el valor de cada uno para que puedas sacar conclusiones. La longitud de cada barra es proporcional al valor numérico o porcentaje que representa.

Por ejemplo, 4 caramelos pueden ser representados por una barra rectangular que tenga cuatro unidades, mientras que 5 serán representados en una barra que contenga 5 unidades. Lo bueno de este sistema es que puedes comparar elementos rápidamente entre sí.

Los gráficos de barras funcionan muy bien para presentar visualmente casi cualquier tipo de datos, pero tienen un poder particular en la industria del marketing. Los gráficos de barras son ideales para comparar cualquier tipo de valor numérico, incluidos los tamaños de grupo, inventarios, clasificaciones y respuestas de encuestas.

Gráficos de barras, ejemplo

Mejores prácticas para diseñar gráficos de barras:

  • Elimina las cuadrículas de fondo para mejorar la comprensión de la comparación
  • Muchos diseñadores aconsejan reducir el tamaño entre barras para hacer la visualización más fácil
  • No abuses del número de barras
  • Ordénalas según algún criterio que te permita extraer conclusiones adicionales

Gráficos de araña o radiales

Cuando necesitas comparar visualmente variables cuantitativas, como por ejemplo, calidad de la atención, ayuda y facilidad para resolver un problema en un servicio de atención al cliente, no puedes utilizar un gráfico cualquiera, necesitas un gráfico de araña, o de estrella o radial.

Cada uno de ellos representa una categoría diferente, que parte desde el centro. La longitud de cada radio es proporcional al valor que se compara. Es importante que cada categoría se conecte con una línea con un patrón o un color, como en el ejemplo de Freepik que puedes ver debajo de estas líneas.

Como resultado, puedes identificar rápidamente tendencias y comparar categorías, todo al mismo tiempo, lo que es de gran utilidad en sectores donde los valores cualitativos son importantes: relaciones públicas, recursos humanos, atención al cliente y todos los que se te ocurran.

Gráfico radial, ejemplo de cómo crearlo

Buenas prácticas para diseñar gráficos radiales:

  • Deja claras las categorías
  • Alterna las líneas con masas de color para crear contraste
  • Utiliza líneas lo suficientemente gruesas para poder apreciar las tendencias
  • No incluyas demasiadas categorías ni demasiadas pocas, entre 4 y 6

Gráficos de cascada

No son para todo el mundo, por eso es probable que no los hayas utilizado nunca o te cueste interpretarlos. Se manejan a diario en el sector económico, porque te permiten visualizar cómo un valor inicial se ve afectado positiva y negativamente por varios factores.

Imagina, por ejemplo, el uso de estos gráficos para visualizar el flujo de caja a lo largo del año en una empresa. También los puedes utilizar para ver las fluctuaciones de palabras clave de tus posiciones en Google a lo largo del mes.

Gráfico de cascada, un ejemplo

Buenas prácticas para diseñar gráficos de cascada:

  • No utilices muchos colores, se trata de observar las subidas y bajadas del mismo valor
  • Necesitas dos ejes, uno temporal y otro numérico, no olvides colocar el cero más o menos en la mitad

Hay mucho más tipos de gráficos que puedes utilizar en tus visualizaciones de datos. Este es un artículo vivo que espero siga creciendo a lo largo de los meses. ¡Sigue atento y verás cómo mejora!

Carmen Díaz es Content Marketing Manager para Pymes, o lo que es lo mismo, trabaja creando contenidos para pequeñas y medianas empresas que quieran generar más ventas y llegar a unos clientes que cada vez se interesan más por la información y menos por la publicidad invasiva.

¿QUIERES CONSULTARME ALGO?

¡No te cortes! Escríbeme con la consulta que necesites y te responderé lo antes posible.

Te informo de que los datos de carácter personal que proporciones rellenando este formulario serán tratados por Carmen Díaz Soloaga (Social Media Pymes) como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar la solicitud que realizas en este formulario de contacto. Legitimación: consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa, S.L. (proveedor de hosting deSocial Media Pymes) dentro de la Unión Europea. Puedes consultar la política de privacidad de Webempresa. Si no introduces los datos obligatorios, no podré atender tu solicitud. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión los datos recabados en la dirección info@socialmediapymes.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en mi política de privacidad.