Cuando se acercan las vacaciones, todos, empresas y bloggers nos hacemos la misma pregunta: ¿qué hago con mis contenidos en verano?

La tentación de tomarse unos días y desconectar de todo es poderosa, pero no siempre es la más acertada. En este artículo, voy a intentar esclarecer algunos de los mitos más asentados en la industria sobre el verano y los blogs para responder a las siguientes preguntas:

• ¿Debería seguir publicando en agosto?

• ¿Mi audiencia se resentirá si no publico?

• ¿Me costará más recuperar el tráfico perdido?

• Si voy a publicar ¿debo mantener la misma frecuencia que el resto del año?

• ¿Es cierto que la gente lee más en verano?

• ¿Los contenidos en verano deberían ser más ligeros?

Además de buscar datos y experiencias de otros bloggers, te contaré mi propia experiencia como gestora de blogs (también en verano).

Contenidos en verano, publicar o no publicar, esa es la cuestión

Personalmente, odio el verano. Todo se descoloca. Los horarios saltan por lo aires, las vacaciones no siempre dan para tanto y en mi ciudad en calor es, simplemente, insoportable.

Me gusta más el invierno ¡qué le vamos a hacer! cuando sé qué carga de trabajo puedo asumir cada día y no tengo que hacer el pino entre niños, gazpachos y piscinas.

Y no soy la única. A todos nos afectan estos meses tanto personal como profesionalmente. Si trabajas en una empresa, algunos se tomarán las vacaciones en julio y otros en agosto, lo que provoca que los equipos queden temporalmente cojos. Si trabajas como freelance, también te las verás y desearás para irte de vacaciones y dejar todo organizado.

Y a la audiencia le pasa exactamente igual. No están tan pendientes de lo que publicas en el blog si perteneces al sector B2B por una simple razón: están de vacaciones o con un pie en ellas.

Mi experiencia personal es que en verano la actividad del blog desciende, pero cae en picado si no publicas. Por eso prefiero mantener el ritmo aunque tenga que dejar preparados contenidos para el verano en el mes de “supuestas” vacaciones que me tomo.

Sin embargo, y poniéndome en modo científico, mi experiencia personal no tiene por qué extrapolarse al resto de la humanidad, veamos qué dicen los datos.

Cómo saber si debes o no seguir con tus contenidos en verano

Contenidos en verano, qué dicen los datos

No he encontrado datos de estudios realizados durante los periodos vacacionales para el sector servicios, pero sí he encontrado dos artículos muy interesantes que aportan sus propias conclusiones.

El primero de ellos se titula “Por qué no deberías publicar nuevo contenido durante las vacaciones (y qué hacer en su lugar)“.

En este interesante artículo, Jon Morrow, de SmartBlogger, te cuenta por qué no tiene sentido publicar en verano o Navidades, cuando la mayoría de los equipos editoriales están a medio gas y la audiencia no está pendiente de los nuevos contenidos.

Con una salvedad. Evidentemente, si tu negocio es estacional y perteneces al sector retail, estos meses pueden ser precisamente tus meses buenos. Imagina que te dedicas a los helados o los flotadores de unicornios.

¿Vas a dejar de alimentar el blog en vacaciones para mejorar tu tráfico orgánico? No parece tener mucho sentido, especialmente desde que la volatilidad de los resultados de búsqueda cambia a diario, por no decir casi cada hora. 🙁

El segundo de los artículos que me gustaría que consultaras se titula “Paramos de publicar durante un mes. Y esto es lo que ha pasado.

Lo firma Kevan Lee, y está publicado en el blog de la aplicación de automatización Buffer.

Los chicos de Buffer, con un enfoque muy experimental, decidieron hacer la prueba de dejar de publicar durante un mes y dedicar ese precioso tiempo a otras tareas, como por ejemplo:

  1. Crear nuevas campañas de email marketing basadas en publicaciones del blog
  2. Actualizar artículos antiguos con nueva información y gráficos
  3. Crear presentaciones para subirlas a SlideShare
  4. Volver a publicar contenido en agregadores de enlaces

Sorprendentemente, Buffer no tuvo una bajada de tráfico tan potente como esperaba, solo un 4% menos con respecto a meses anteriores, en los que llegaron a publicar varias veces a la semana.

Las conclusiones de estos dos gigantes son similares. Puedes dejar de publicar, siempre que no afecte directamente a tu modelo de negocio y que realices otras tareas. Lo que viene siendo “no abandones a tu blog, el nunca lo haría“.

Mi experiencia publicando en verano y sin publicar

Como he comentado al inicio de esta entrada, prefiero seguir apostando por los contenidos en verano por una cuestión práctica: en septiembre cuesta recuperar lo perdido en el mes de agosto.

Sin embargo, para que veas que no te oculto nada, estas son las estadísticas de los dos últimos años.

Qué hacer con los contenidos en verano, estadísticas

En 2016 decidí no publicar durante el mes de agosto, y la tendencia del mes fue ligeramente superior al mes pasado. En 2017, a pesar de tener más tráfico, la tendencia del mes fue a la baja, lo que podría llevarme a deducir que no merece la pena publicar durante el mes de agosto.

Se quedan fuera de la ecuación muchas incógnitas, como el número de palabras clave posicionadas en esos meses, los aspectos técnicos de la web, la actividad en redes sociales y otras muchas más.

Conclusión: si lo que quieres es tomar una decisión informada, revisa tus estadísticas y toma una decisión en consecuencia. No olvides tener en cuenta tu sector, el volumen de tu audiencia, el ritmo de publicación y los medios con los que cuentas en esos meses.

Cosas que puedes hacer con los contenidos en verano

Si has tomado la decisión de no abandonar el blog en verano y al menos dedicarle unas horas entre siesta y siesta, estas son algunas de las cosas que puedes poner en marcha.

1/ Analiza lo que has hecho hasta el momento, detectando agujeros y oportunidades perdidas

Con algo más de tiempo en tus manos, si reduces el número de publicaciones o dejas de publicar contenidos en verano, puede ser el momento de realizar una buena auditoría de contenido.

¿No sabes lo que es? Tranquilo, te lo contaré en breve.

De momento, baste decir que puedes acceder a tu cuenta de Search Console y medir las entradas con más tráfico, mayor CTR (porcentaje de clics) y observar su comportamiento.

¿En qué posición están en Google? ¿Merece la pena actualizarlas para que se coloquen entre los primeros puestos? ¿La palabra clave está bien elegida o puedo reenfocarla?

Es una tarea titánica, especialmente si estás rozando las 300 entradas, como es mi caso. De todas formas, puede ser el inicio de una actividad que realices cada cierto tiempo y que te permita mejorar el posicionamiento de tu web.

Además de una auditoría de contenido, estos meses pueden ser la ocasión perfecta para estudiar tus objetivos y si el contenido está logrando alcanzarlos.

Por ejemplo, imagina que tu blog va como un tiro. Tráfico, palabras clave, visitas, comentarios, gran tasa de compartidos en redes sociales. Pero ¿y la conversión? ¿Estás logrando los objetivos para los que creaste el blog?

Además, también es momento para detectar agujeros y oportunidades perdidas.

En mi caso, según estaba redactando estas líneas me he dado cuenta de que nunca he dedicado un post a explicar en qué consiste una auditoría de contenido. ¡Oportunidad perdida!

2/ Busca nuevos temas sobre los que publicar

Personalmente no me cuesta nada encontrar nuevos temas sobre los que publicar. Siempre tengo en el cajón al menos cuatro o cinco ideas pendientes para las nuevas entradas del blog.

A otras personas les cuesta más encontrar nuevos temas o se sienten más cómodos utilizando un sistema que considero un error gravísimo desde el punto de vista de contenidos: crear los temas en función de las palabras clave.

Me explico. Este blog, no hace falta que te lo diga, está centrado en los contenidos web. En función de mis objetivos de negocio, la época del año y del SEO, tomo decisiones sobre los temas que abordar.

Otros prefieren que el calendario editorial lo marque única y exclusivamente el SEO y coleccionan palabras clave como quien colecciona cromos.

Mucho tráfico, muchas palabras clave, pero ¿conversiones?

Puedes aprovechar estos meses para analizar los tres puntos clave y completar el calendario editorial para los próximos meses. Incluso puede ser un buen momento para crear esas piezas atemporales que requieren más tiempo, como vídeos e infografías.

3/ Planea una estrategia para los próximos meses

Muchas empresas, especialmente las del sector digital revisan sus previsiones de gasto semestralmente, aprobando nuevos gastos y presupuestos en los meses de julio y septiembre.

Tiene su lógica, porque en internet las cosas cambian de forma muy rápida y conviene tener claro cuando hay que amoldarse a una nueva funcionalidad (como las stories de Instagram) o a nuevos reglamentos (RGPD, a pesar de que su llegada era más que conocida).

Si te encuentras entre los que revisa su estrategia cada trimestre o semestralmente, aprovecha estos meses de menos actividad para ver qué objetivos has conseguido hasta el momento y cómo vas a conseguir alcanzar los que se han quedado por el camino.

Si quieres que durante el segundo semestre del año la audiencia te perciba como el líder de tu sector, es hora de planificar qué vas a hacer para conseguirlo.

Si las conversiones van bien pero quieres más, es hora de organizar eventos, poner en circulación nuevos formatos de contenidos y contactar con nuevos colaboradores.

¡Que no te pille septiembre desprevenido! Mientras tu competencia está recuperándose de las vacaciones, arranca el mes con la artillería pesada cargada y lista para disparar.

Qué puedes hacer en los meses de descanso con los contenidos en verano

4/ Mira con lupa tu lista de suscriptores

Con la llegada de la fecha límite para tener tu web adaptada al nuevo reglamento europeo de protección de datos somos muchos los que hemos tenido que frenar nuestra actividad de email marketing.

Social Media Pymes ha pasado de tener muchos suscriptores ha quedarse temblando en cuestión de horas.

¿Se ha muerto alguien? No, sinceramente, no ha pasado nada de nada.

Es más, me he dado cuenta de algo horrible: mi lead magnet, es decir, el ebook gratuito que estaba regalando para incentivar la suscripción al blog ha desaparecido… y los suscriptores siguen llegando.

Como habrás podido comprobar, ahora mismo no regalo nada a los nuevos suscriptores de Social Media Pymes. Estoy en proceso de crear un nuevo ebook del que todavía no te puedo adelantar mucho, pero la realidad es que la caída de suscriptores no ha sido tan horrible.

Los meses de menos actividad también pueden ser ideales para cualificar a tus suscriptores en lugar de crear nuevos contenidos en verano.

Por ejemplo, la mayoría de las herramientas de email marketing (MailChimp, Mailrelay, Rapidmail) te ofrecen formas de puntuar a tus suscriptores.

Esta puntuación normalmente se basa en su actividad con respecto a las campañas que has enviado, pero si perteneces al sector ecommerce, sabrás que puedes conectarlas con tu plataforma para seguir el comportamiento de los usuarios.

¿Por qué no aprovechar estos días de menos actividad para darle un empujón a la cualificación de tus suscriptores?

5/ Contacta con nuevos colaboradores

Para terminar este artículo sobre qué hacer con los contenidos en verano, me gustaría recomendarte algo que me ha funcionado siempre muy bien.

Cuando todos estamos medio de vacaciones, estamos mucho más receptivos a planes de futuro.

Mis mejores colaboraciones siempre han sido en verano. Es cuando estoy más receptiva a nuevos proyectos y cuando puedo planificarme los próximos meses con calma.

Aprovecha estos meses para buscar colaboraciones de contenidos que le den nueva vida a tu web, tanto en verano como en los meses venideros.

¿Me cuentas qué vas hacer con tus contenidos en verano? ¿Vas a abandonar tu blog por falta de tiempo? No seas cruel, ¡él no lo haría!

Carmen Díaz es Content Marketing Manager para Pymes, o lo que es lo mismo, trabaja creando contenidos para pequeñas y medianas empresas que quieran generar más ventas y llegar a unos clientes que cada vez se interesan más por la información y menos por la publicidad invasiva.

¡ÚNETE A MI COMUNIDAD DE CONTENIDOS!

Recibe la newsletter de Social Media Pymes con las últimas novedades del blog. ¡Sin spam! Lo odio tanto como tú 🙂

Te informo de que los datos de carácter personal que proporciones rellenando este formulario serán tratados por Carmen Díaz Soloaga (Social Media Pymes) como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar la solicitud que realizas en este formulario de contacto. Legitimación: consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa, S.L. (proveedor de hosting deSocial Media Pymes) dentro de la Unión Europea. Puedes consultar la política de privacidad de Webempresa. Si no introduces los datos obligatorios, no podré atender tu solicitud. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión los datos recabados en la dirección info@socialmediapymes.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en mi política de privacidad.