Se terminó mayo, y con él el experimento de blogging que se suponía tenía que catapultar este blog a la estratosfera mundial. Bueno, pues me temo que los resultados no han sido los esperados. Primero los datos, y después el chaparrón.

• El número total de post ha sido de 15. El post más visto ha sido Blog Corporativo, 5 Pymes que lo hacen bien con 211 vistas, seguido de Cómo involucrar a tus fans en la creación de contenido con 73 vistas.

• La longitud de los post ha menguado, pasando de 900 palabras de media en los meses de marzo y abril a 700 palabras de media en el mes de mayo.

• Durante este mes Social Media Pymes ha contado con 986 visitas totales, con una media diaria de 31,8 y 500 visitantes que diariamente se han tragado 1,97 publicaciones.

• El post más compartido en Twitter ha sido ¿Qué tipo de marketing necesita tu Pyme? con un total de 21 tuits. Por el contrario en Facebook el premio se lo damos a Cómo involucrar a tus fans en la creación de contenido con 22 acciones.

• Aunque el objetivo era publicar 4 veces por semana, no todas las semanas se ha alcanzado, solo la tercera y la cuarta semana, pero curiosamente este incremento no ha reportado más visitas diarias.

Y ahora, las conclusiones

A pesar de estar todo el día señalando la paja en ojo ajeno, parece que las lecciones solo se aprenden cuando la viga está en el propio. Por eso me he dado cuenta de que el esfuerzo invertido no ha dado los resultados esperados. Lo atribuyo a:

• La densidad de los post, a pesar de haber bajado el número de palabras, la media de enlaces por post sigue siendo alta (7 enlaces), pero ni la mitad de ellos son consultados.

• La cantidad de veces que es necesario compartir en redes sociales para lograr visitas al blog. Los post que más visitas han tenido se han promocionado al menos 3 veces en Twitter en días y horas alternas. Si el post no es publicitado como debe, no lo ve ni mi madre. 🙁

• La falta de personas influyentes que compartan los contenidos en Twitter. He observado que aquellos post que han sido compartidos por personas con influencia (tanto en Klout como en número de seguidores) han recibido muchas más visitas, aunque no se hayan compartido más veces en redes sociales. Me lleva a pensar que los usuarios de Twitter se fían del contenido que comparten los influenciadores, pero que no se lo leen o que no les interesa lo suficiente como para compartirlo después.

• La red social más activa para compartir contenidos es Twitter. A pesar de que en Facebook los contenidos tienen buena acogida, es sobre todo en Twitter donde está la acción, no solo para darse a conocer, sino para mantener conversaciones con personas relacionadas con los contenidos e intereses. El desastre total se lo dejo a Google+ donde a pesar de los esfuerzos de los últimos meses de difusión y participación cuesta todavía hacerse un hueco. Lo seguiremos intentando.

Termino este resumen del experimento blogging con la lección aprendida y con fuerzas renovadas para hacerlo mejor en próximos meses.

Carmen Díaz es Content Marketing Manager para Pymes, o lo que es lo mismo, trabaja creando contenidos para pequeñas y medianas empresas que quieran generar más ventas y llegar a unos clientes que cada vez se interesan más por la información y menos por la publicidad invasiva.