Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Técnicas de Black Hat en redes sociales que tu empresa no debería utilizar
5 (100%) 5 vote[s]

A todos nos gustan los atajos. Ahorran fatigas, tiempo y dinero. Pero los atajos, esas técnicas no aprobadas por Google o, en este caso, las redes sociales, no siempre son buenos. Son las conocidas como técnicas Black Hat en redes sociales.

Qué entendemos por técnicas Black Hat en redes sociales

Como acabo de comentar, las técnicas Black Hat son atajos para conseguir los objetivos que te has marcado más rápidamente.

Es decir, técnicas como comprar suscriptores, me gusta o comentarios, hacer spam, seguir cuentas de forma indiscriminada para dejar de seguirlas en cuanto consigues el followback y un largo etcétera de prácticas de dudoso gusto.

Y no solo es que sean malas porque normalmente no consigues más que aplazar lo inevitable, es que son malas porque no te llevarán a donde quieres llegar.

Qué le puede pasar a tu empresa si utilizas técnicas Black Hat en redes sociales

Pueden suceder muchas cosas, y te aseguro que ninguna de ellas es buena.

Puedes perder tu reputación social

Llevo ya unos cuantos años dedicada a esto de las redes sociales y, al final, todo el tiempo invertido se puede reducir a que tienes una reputación que puedes perder muy rápidamente.

Las redes sociales lo amplifican todo y un tropiezo puede dar al traste con años de trabajo esforzado.

Pueden penalizarte

No serías al primero que le cierran la cuenta porque la red social de turno sospeche que hay actividad ilegal.

Al igual que las técnicas de Black Hat SEO pueden significar una penalización por parte de Google, las de redes sociales pueden significar un cierre temporal o permanente de la cuenta.

Técnicas de Black Hat en redes sociales más comunes (no lo hagáis en casa, niños)

Si te has sentido tentado en alguna ocasión con estas técnicas poco legales o que pueden acabar en penalización, es que eres humano.

El trabajo de las redes sociales es duro y se tarda mucho en conseguir una gran comunidad.

Estas son algunas de las técnicas Black Hat en redes sociales y qué deberías hacer en su lugar.

Comprar seguidores

Por unos cuantos euros puedes comprar seguidores para Twitter, Instagram o Facebook. Hay cientos de páginas que ofrecen estos servicios a cualquiera que desee ver cómo su perfil en redes sociales aumenta.

De hecho, lo he probado en algunas ocasiones para realizar un experimento sobre la calidad de los seguidores y qué sucede después de unos días.

Según mi experiencia, en la mayoría de los casos, la entrega es puntual, aunque entre el 80 y el 90% de los seguidores comprados te dejan de seguir al cabo de cierto tiempo.

¿Por qué deberías evitar este tipo de técnica? Porque para empezar, son seguidores de muy baja calidad. Es decir, no son cuentas reales que interactúen y tengan una actividad natural, por lo que es fácil detectar que tu perfil en redes sociales está «inflado».

Tu tasa de interacción seguirá siendo muy baja. Podrás tener muchos seguidores o likes, pero poco comentarios o totalmente irrelevantes, como los típicos comentarios de spam que recibimos todos los bloggers en ruso, chino e inglés.

Y lo que es más importante todavía, hay formas muy sencillas de comprobar qué porcentaje de tus seguidores son falsos, de forma que si pretendes ser un influencer o líder de opinión en tu sector, las marcas no se molestarán en contactar contigo.

Si quieres comprobar estas herramientas, aquí tienes algunas: Fakecheck.coSocial Audit ProFakeLikes.info.

Cómo evitar las técnicas de Black Hat en redes sociales

En lugar de comprar seguidores

Céntrate en la interacción que tienes con los actuales y haz todo lo posible porque participen más. Mejor tener pocos seguidores con una gran tasa de interacción que al revés.

¿Cómo se consigue eso?

Buscando a aquellas personas interesadas en tu producto o servicio y creando contenido que les atraiga. Pero sobre todo, sé paciente y no te canses, a largo plazo, lo conseguirás.

Y como alternativa a los influencers, te he comentado en otras ocasiones que pruebes con los micro influencers. Son cuentas de menor tamaño, pero con tasas de engagement muy superiores.

Micro influencers, todo lo que necesitas saber sobre ellos | Ejemplos

Publicar exactamente el mismo contenido en todas las redes

Tengo que reconocer que es algo que hago habitualmente. Pero con ciertas precauciones, entiéndeme.

En Twitter siempre creo mensajes especiales, pero dada la actividad que tienen mis perfiles de Facebook y LinkedIn, de vez en cuando, utilizo el mismo texto.

Lo que no he hecho nunca y no haré, es utilizar la publicación cruzada en Twitter, Facebook y LinkedIn. Es decir, llenar tu muro de Facebook con publicaciones de Twitter y al contrario.

No comentas estas técnicas de Black Hat en redes sociales

En lugar de publicar lo mismo en todas las redes

El riesgo más importante que corres cuando publicas lo mismo en todas las redes es que tus mensajes parecen descuidados y con poco interés para tu audiencia objetivo, como en la imagen que puedes ver encima de estas líneas.

La longitud de los titulares, el formato de la imagen y el vocabulario varían mucho de una plataforma a otra.

Y no solo eso. Tu audiencia es muy diferente en unas plataformas y en otras. Es probable que en LinkedIn tengas un perfil más profesional, y que tus contactos de primer nivel sean sobre todo compañeros de trabajo y personas que siguen tu actividad en la red.

Por el contrario, puede que en Instagram o en Twitter, tengas un perfil más personal, con amigos y familiares o personas a las que conozcas personalmente.

Por eso es importante personalizar el mensaje dependiendo de la red social en la que vayas a publicar.

Técnicas de Black Hat en redes sociales, diferentes mensajes

Automatización de acciones, otra técnica de Black Hat en redes sociales

Y llegamos a un tema peliagudo. ¿Es la automatización una técnica de Black Hat en redes sociales?

Pues… depende. Como todo. Hay herramientas que se limitan a replicar acciones que harías de forma manual, como darle like a publicaciones en Instagram. Personalmente, no me parece mala idea.

Lo que sí me parece mala idea es utilizar este tipo de herramientas para seguir cuentas al azar, dejar comentarios sin relevancia y retuitear cosas como posesos.

En lugar de automatizar

Mi experiencia con la automatización es limitada, pero creo que con prudencia se pueden obtener fantásticos resultados estables en el tiempo. Pero solo si la automatización replica actividad real que no tienes tiempo material de hacer.

Para el resto de las cosas como retuitear, seguir cuentas nuevas o saludar a personas que te acaban de seguir, simplemente, no hay atajos.

Evita estas técnicas de Black Hat en redes sociales

Spamming

No hace falta que te explique lo que significa esta técnica de Black Hat en redes sociales. Consiste en atosigar a tu audiencia, ofreciendo contenido poco relevante o simplemente, bombardeándolo con más información de la que pueden consumir.

Tampoco hace falta que te explique por qué la gente odia el spam. Les molesta y les predispone en contra, algo que seguro que no desearás.

En lugar de hacer spam

Publica de forma responsable. Es decir, no «hables de tu libro» continuamente. Aunque las redes sociales pueden servir para captar clientes, si utilizas técnicas tan agresivas, se expones a que te bloqueen o te ignoren.

En lugar de spamear a tu audiencia, sigue tu estrategia de contenidosdonde habrás delimitado la proporción de contenidos promocionales y de contenido informativo o de entretenimiento que vas a publicar en redes sociales.

Como sabrás, esta proporción debe oscilar entre el 20/80 o como máximo el 30/70. El mayor volumen debe corresponder al contenido informativo, no al promocional, evidentemente.

Técnicas Black Hat en contenidos

Quiero terminar esta entrada completándola con algunas técnicas de Black Hat que se suelen utilizar para manipular el posicionamiento en los motores de búsqueda y que también suponen un riesgo potencial tanto para tu marca como para tu web.

Relleno de palabras clave

También recibe el nombre de Keyword stuffing y consiste en agregar palabras clave en exceso en tus textos y páginas de tu web.

Esto incluye no solo las palabras clave lógicas, sino también aquellas que no tienen relevancia, como por ejemplo, un listado de ciudades y provincias por las que deseas posicionar en el pie de la web.

También incluye repetir, sin sentido aparente, la misma palabra clave para la que tu artículo o página web está intentando posicionar.

No hace falta que te explique por qué estas prácticas son desaconsejables. Google las puede detectar fácilmente y penalizarte, pero lo realmente importante es que para el lector, es una tortura.

Repetir constantemente la palabra clave es antinatural, y los lectores lo detectan rápidamente, porque nadie habla así.

En su lugar, utiliza sinónimos, palabras clave relacionadas y crea tu propio estilo sin obsesionarte con el SEO. ¿Tu contenido ayuda a las personas? Entonces estás haciendo un buen trabajo, no lo dudes.

Ocultar texto

Es tan sencillo como rellenar tus páginas o artículos con texto que los motores de búsqueda puedan ver, pero tus lectores no. Se consigue con texto en tamaño cero o con el mismo color que el fondo de la página.

En este texto oculto se incluyen palabras clave relevantes, en teoría para no «contaminar» el artículo o la página.

Es una técnica algo antigua, pero se sigue haciendo.

¿Por qué es peligrosa? Porque los motores de búsqueda pueden penalizarte y perderás la clasificación de tus contenidos.

En lugar de utilizar estas prácticas, céntrate en crear mejor contenido y en que sea de utilidad para tus usuarios.

Compra o intercambio de enlaces

Sí, se hace, y con más frecuencia de que piensas.

Como sin duda sabes, uno de los factores de posicionamiento más importantes es que tu perfil de backlinks (enlaces de otras webs que apuntan a tu sitio) sea de buena calidad y que tenga variedad de autoridad de dominio y una temática diferente.

¿Por qué evitar esta práctica?

Lo más evidente es que tus lectores te odiarán cuando estés contándoles cómo se arregla una ducha y les envíes a una página de juguetes para niños. Si quieres información sobre los mejores juguetes infantiles, ya tienen Google. Si les estás contando cómo se arregla una ducha les resultará de más utilidad enlaces relacionados sobre herramientas o información complementaria.

¿Has caído en la tentación de poner en práctica alguna de estas técnicas de Black Hat en redes sociales? ¿Me cuentas cómo te ha ido?

Carmen Díaz es Content Marketing Manager para Pymes, o lo que es lo mismo, trabaja creando contenidos para pequeñas y medianas empresas que quieran generar más ventas y llegar a unos clientes que cada vez se interesan más por la información y menos por la publicidad invasiva.

¿Preparado para conseguir el curso de contenidos?

Consíguelo hoy por sólo 14,99 €

Te informo de que los datos de carácter personal que proporciones rellenando este formulario serán tratados por Carmen Díaz Soloaga (Social Media Pymes) como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar la solicitud que realizas en este formulario de contacto. Legitimación: consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa, S.L. (proveedor de hosting deSocial Media Pymes) dentro de la Unión Europea. Puedes consultar la política de privacidad de Webempresa. Si no introduces los datos obligatorios, no podré atender tu solicitud. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión los datos recabados en la dirección info@socialmediapymes.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en mi política de privacidad.