¿Sabías que cada día es más difícil mantener la atención? En tan sólo una década, hemos pasado de 12 a 8 segundos de media. La tecnología y el exceso de información han provocado que estemos dispersos y poco centrados.

Ni que decir tiene que estos problemas para mantener el foco inciden directamente con la relación que mantenemos con nuestros clientes como profesionales del marketing. Mantener su atención es cada día más difícil, lo que hace necesario revisar estrategias, procesos y por supuesto, nuestra forma de escribir.

Cómo utilizar el storytelling para retener la atención de los lectores

Si eres hijo de la LOGSE, recodarás aquello de “Ahí hay un niño que dice ¡Ay!”. Este sencillo truco ortográfico demuestra que es más fácil recordar y retener un mensaje cuando va acompañado de una historia.

Y lo mismo sucede con los textos con los que nos relacionamos con nuestros clientes. Cuando son pura información, sin emoción ni sentimiento, se olvidan de la misma manera que se reciben, sin alcanzar la memoria ni impulsar a la acción. Por el contrario, cuando cuentan una historia, suceden varias cosas:

• En primer lugar, se disparan las emociones.

• Dichas emociones ayudan a recuperar los propios recuerdos de los lectores.

• Como consecuencia, se retiene la información y se impulsa a la acción.

Cuando una verdadera historia encaja con el target adecuado, engancha y refuerza la imagen de marca.

Qué es y qué no es storytelling

Lo hemos hablado en este blog de contenidos en infinidad de ocasiones. Hay una corriente (muy poderosa) que confunde storytelling con lágrima. Me explico. Tendemos a identificar el discurso comunicativo que llamamos storytelling con historias más o menos emocionales, como algunos de los casos de estudio de marketing de contenidos que he abordado a lo largo de los meses.

Y sin querer, cuando escuchamos storytelling, pensamos en vídeos e imágenes emotivas como las que difunden cada día grandes empresas en sus redes, especialmente de productos de gran consumo.

Así las cosas, parece imposible vender un producto “duro” como maquinaria agrícola o software con el storytelling. Nada más lejos de la realidad. Una historia convenientemente construida, no tiene que hacer llorar por necesidad. Puede basarse en muchos aspectos de la empresa o del producto que también impulsen a la acción.

Dicho lo cual, pasemos a analizar cómo crear una historia que conecte con la audiencia y que puede (o no) provocar lágrimas entre el público.

Características de una auténtica historia

¡No corras! No es tan sencillo como sacar papel y lápiz y empezar a contar cuentos. Antes de empezar, recopila la siguiente información:

  • Por qué tu negocio es único.
  • Algo interesante relacionado con la fundación de la empresa.
  • Un problema o situación que el producto o servicio solucione.
  • Los hitos o momentos definitorios de tu empresa.
  • La evolución del negocio.

Con toda esta información, puedes empezar a desarrollar una historia que contenga las siguientes características:

  • Que sea real. No te inventes nada, fundamenta tu historia en personas, situaciones, emociones y datos reales.
  • Que sea humana. Que se centre en el verdadero impacto en la vida de las personas. Y, por favor, sin dramatizar. Un tendedero de techo puede hacer mucho por un cliente, pero afirmar que “te cambiará la vida” puede ser un poco drástico. 🙂
  • Que sea original. Busca siempre el aspecto “¿En serio?” de tu empresa.
  • Debe servir a los clientes.

Ahora que conoces lo que es el verdadero storytelling escrito, sigue estos cinco pasos para crear potentes historias que tus clientes adoren.

1/ Convierte tu historia en contenido

Todas las empresas tienen momentos especiales en su historia. Puede ser una nueva incorporación, la salida a bolsa, una nueva sede o cualquier otro momento crucial. Convierte estos momentos en la base sobre la que construir tu presencia online, en lugar de bombardear a los clientes con productos.

Ten en cuenta que no puedes empezar una relación con un cliente intentando venderle a toda costa. Antes, debes interesarte por sus necesidades y hablarle de ti.

En este punto puedes hacer valer experiencias, casos de estudio, e investigaciones como vehículo para contar tus historias. Encontrarás ejemplos de este tipo de storytelling escrito entre los bloggers de todo el mundo. Neil Patel, el experto en marketing online, es un crack en este tipo de historias. Debajo de estas líneas puedes encontrar un ejemplo de cómo Neil aplica el storytelling de su marca a un caso concreto de contenido escrito.

Cómo aplicar el storytelling escrito para hacer crecer tu negocio.

2/ Transfiere tu personalidad al conjunto de la marca

Como hemos comentado, a las personas les encantan las historias. ¡Les encantan! Incorporar el storytelling escrito es una de las formas de hacer crecer tu negocio. Y además tiene la capacidad de enriquecer el contenido.

En este sentido, destaca el ejemplo del grupo Virgin. A pesar de abarcar sectores empresariales tan dispares como los viajes o los servicios financieros, su fundador Richard Branson ha sido capaz de comunicar el espíritu empresarial que le ha dado fama en cada una de las aventuras que emprende. Es un ejemplo impagable de transferencia de experiencias personales a una imagen de marca global.

3/ Muestra tu historia, no la cuentes

El vídeo también es una forma muy potente de dar a conocer tu historia. La comunidad de creativos Domestika lo sabe bien y los utiliza de forma constante para dar a conocer sus cursos y productos. Es más, en su perfil de Facebook, Domestika sólo utiliza el vídeo como formato de contenidos.

Cómo aplicar el storytelling escrito para hacer crecer tu negocio.

4/ Crea historias alrededor del “por qué” de la marca

En un mercado globalizado, donde todos los productos son muy similares, las decisiones de compra se toman en función de otras causas. A igualdad de condiciones, los usuarios siempre eligen la marca con la que sienten mayor empatía.

Para ello, crea un storytelling escrito entorno al “por qué” de tu marca. ¿Por qué deberían los usuarios elegir tus productos? ¿Por qué tu marca mejora mi vida? ¿Por qué debo confiarte mi dinero o mis recursos?

Me gusta especialmente el ejemplo que ves debajo de estas líneas, perteneciente a la empresa 3M. Demuestra que no se necesita un producto de gran consumo para desplegar un storytelling escrito eficaz.

Cómo aplicar el storytelling escrito para hacer crecer tu negocio.

5/ Localiza y crea contenidos basados en historias de otras personas

Hay millones de historias ahí fuera. Es cuestión de localizarlas y darlas a conocer. Yo misma lo acabo de hacer en este post, creando contenido basado en historias de otros. Tú puedes hacer lo mismo con historias de terceros.

Conclusión

No esperes al Día de la Madre para compartir imágenes lacrimógenas. El storytelling escrito es la forma de conectar con los clientes, tanto si tu producto es sensible al mismo como si no. Puedes crear historias propias o de terceros para comunicar tu identidad de marca y aumentar las ventas.

¿Me cuentas tus historias? No dejes de contactar conmigo si quieres empezar a desarrollar un storytelling escrito como algunos de los casos de esta entrada. ¡Y no te olvides de seguir este blog! Cada mes recibirás artículos exclusivos en tu buzón de correo, ya somos casi 600 locos del marketing de contenidos.

Nos vemos en Twitter. @cdiazsoloaga

Carmen Díaz es Content Marketing Manager para Pymes, o lo que es lo mismo, trabaja creando contenidos para pequeñas y medianas empresas que quieran generar más ventas y llegar a unos clientes que cada vez se interesan más por la información y menos por la publicidad invasiva.

¿Quieres aprender a diseñar infografías?

¡Suscríbete a Social Media Pymes y recibirás el ebook gratis!

¡Gracias por unirte a la familia de Social Media Pymes!