El pasado lunes nuestra compañera Cristina Murillo me hacía un hueco en su blog con una infografía que no quiero dejar de compartir contigo a este lado de la red.

En ella repasamos la eficacia del uso de los influencers para conectar con los consumidores frente a la verdadera influencia social, esa que convierte seguidores en clientes que comparten su amor por tu marca allende los mares.

¿Empezamos?

Descubre porqué es mejor desarrollar influencia social que trabajar con influencers.Los datos de los influencers, no tan buenos como parece

Los profesionales de marketing parecen decir a las marcas “pon un influencer en tu vida y recogerás euros a pesetas” a pesar de que contradice los principios del marketing de contenidos de una aproximación a los consumidores natural. ¿No ves un poco forzado esos anuncios de Maria Teresa Campos para alguna marca de telefonía? Pues no hagamos lo mismo en redes sociales, también es sospechoso de llevar varios días fuera de la nevera…

Y por si no te lo crees, los datos avalan que su eficacia es efímera, pues pasados los picos de actividad en redes sociales, su supuesta influencia cae en picado, como demuestra el estudio realizado por eConsultancy.

La influencia social, un ejército de clientes satisfechos

Comentaba un excelente profesional de marketing offline en los años 90 (y seguro que antes) que en aquellos maravillosos años se plantaba antes la promoción del producto que el propio producto. Sí, sí, has leído bien, antes de tener el producto y saber si respondía a los intereses y necesidades de los clientes, ya había alguien pensado en cómo vender la moto.

Gracias a Dios, hoy en día la mejor manera de vender es satisfacer a los clientes, sirviéndose de ellos para poder comunicar un mensaje que tiene infinitamente más fuerza que todos los claims del mundo.

Siguiendo esta premisa, puedes diseñar acciones basadas en las distintas tipologías de clientes para que sean ellos los que difundan tu marca. Estos son los soldados de tu pequeño ejército de influencia social:

1/ Embajadores

 2/ Activistas

 3/ Socios de la marca

4/ Abogados expertos

5/ Managers de reputación

6/ Socios de atención al cliente

Crear herramientas específicas para involucrar de forma más o menos oficial a estos clientes en la estructura de la empresa, te ayudará a contar con una plantilla extra que está altamente motivada.

Te animo a que consultes el post completo en el blog de Cristina, a la que mando un fuerte abrazo desde aquí y a la que espero ver en breve por estos lares.

Para terminar, te dejo la frase de Lee Odden, CEO de TopRank Online Marketing, “Trabaja con un influencer y seréis amigos por un día, ayuda a una persona a ser influyente y seréis amigos para siempre”.

Nos vemos en Twitter @cdiazsoloaga

Carmen Díaz es Content Marketing Manager para Pymes, o lo que es lo mismo, trabaja creando contenidos para pequeñas y medianas empresas que quieran generar más ventas y llegar a unos clientes que cada vez se interesan más por la información y menos por la publicidad invasiva.

¿Quieres aprender a diseñar infografías?

¡Suscríbete a Social Media Pymes y recibirás el ebook gratis!

¡Gracias por unirte a la familia de Social Media Pymes!