Cuando me planteaba el enfoque que daría a esta entrada pensaba en mi experiencia con Pymes de todos los sectores empresariales. Algunas (la mayorías) creen que en internet, hablar de tus productos es spamear a todo lo que se ponga a tiro. Otros (los menos) entienden que educar con contenidos es proporcionar información de valor a los usuarios.

Qué significa educar con contenidos

Cada día que paso en este apasionante mundo de los contenidos estoy más convencida de que muchas marcas no entienden qué son. Cuando les propongo temas, categorías para el blog corporativo o intereses de su audiencia objetivo, me suelen decir: “¿Y dónde encajan nuestros productos en esto?“.

En esos momentos no me queda más remedio que armarme de paciencia y remontarme a los romanos. Es decir, dejar de lado lo que se supone que saben sobre el marketing de contenidos y explicar en qué consiste y por qué no tienen nada que ver con con los productos de la marca.

A veces, soy capaz de explicarlo de manera más reposada y tranquila, y a veces, me sale la fiera que llevo dentro y grito:

No va de ti, va de la audiencia. Tú no eres el importante, lo son ellos. A nadie le importa un pimiento lo orgulloso que estés de tu trabajo. Lo que quieren los usuarios es hablar de ellos, no de ti.

Y estoy convencida de esta afirmación. Tú mismo puedes comprobar que cuando ayudas a una persona sin esperar nada a cambio, impactas de alguna manera en su vida.

Esto no quiere decir que el contenido creado no deba ser medido y que no requiera cierto compromiso por parte de la audiencia. Pero si algo he aprendido en los más de tres años que le he dedicado, es que el contenido atrae, genera interés y consigue conversiones.

¿Quieres tener éxito con los contenidos? Comprende dos cosas: no van de ti y debes aprender a educar con contenidos a tu audiencia.

Prueba que sientes lo mismo que tus lectores

Hay una frase que dice “Olvidarán tu cara, pero recordarán cómo que les hiciste sentir.” Si aplicáramos esta frase a los contenidos quedaría más o menos así: “Olvidarán tu cara, pero recordarán que una vez les ayudaste.

Pese a que vivimos tiempos donde la fidelidad es una valor a la baja, siempre he creído firmemente en la gratitud. Y a pesar de los pesares, ser útil al necesitado sigue siendo una buena forma de acercarse al consumidor.

¿Cómo saber qué necesitan los potenciales clientes de la marca? Solo lo saben ellos, así que llámales, envíales un email, o pregúntales.

Da igual lo que te contesten, todo lo que digan servirá de alguna manera para crear contenido. Cruza la información recibida con el perfil de cliente ideal de tu marca. ¿Todavía no lo tienes? Ya estás tardando.

Deja que tus lectores aprendan de tus errores

Siempre me ha producido un enorme rechazo esas imágenes de personajes públicos impolutos, cargados de almíbar. El matrimonio Obama es un buen ejemplo de cómo crear un personaje de cartón piedra que se derrumba fácilmente cuando sopla viento fuerte.

Si lo que quieres es una marca sólida, admite que te equivocas. Como dice el gurú de la comunicación Seth Godin “las lecciones que mejor recordamos, son aquellas que aprendemos con dolor.

Recuerdo perfectamente el día que aprendí a montar en bicicleta. Me enseñó mi padre, y fue una lección de constancia que no olvidaré nunca. Igual que aquel día, a lo largo de los años, personal y profesionalmente, me he caído muchas veces. Y de todas ellas he aprendido que levantarse es lo único que importa.

Seguro que tú también tienes lecciones profesionales que enseñar. Cómo conseguiste tu primer cliente, la persona que confió en ti o las lecciones que has aprendido a lo largo del camino son importantes para tu audiencia.

Marie Forleo es empresaria, presentadora de televisión y conferenciante. Dirige, produce y presenta su propio canal de televisión en streaming, además de ser una de las protegidas de la todopoderosa Oprah Winfrey. En el vídeo que puedes ver encima de estas líneas puedes apreciar que para ella, como para muchas marcas que son percibidas como reales, dirigir un negocio es probar y probar, pero sobre todo, asumir que si algo puede salir mal, saldrá mal.

Ayúdales a conocerte para educar con contenidos

La única manera de destacar frente a la competencia es mostrar las diferencias que te hacen único. Nadie tiene el mismo conjunto de lecciones profesionales que tú y es ahí donde debes insistir.

Si acabas de llegar a esto de los contenidos, encontrarás que hay quien tiene más tráfico o más clientes. Hacen más ebooks, tienen más seguidores en redes sociales y cada vez que tuitean, se para el mundo. Todo esto ya lo sabemos, y hay que contar con ello.

Lo que no tiene tu competencia es el mismo recorrido profesional, ni el mismo equipo humano, ni siquiera la misma perspectiva del mercado. No compartes ni la personalidad, ni los valores, ni el estilo de servicio al cliente, ni los objetivos.

Y no pienses que debes escorarte a los extremos para conseguir algo de notoriedad, no es exactamente eso.

Aunque de vez en cuando pongas en marcha ideas tan rompedoras como la nueva campaña de Mailchimp o esta infografía interactiva sobre la menstruación, la mayor parte del tiempo crearás contenido centrado en tus clientes y sus necesidades. Educar con contenidos representará el 90% de tu tiempo, mientras que transmitir el ideario de tu empresa o tus valores solo requerirá el 10%.

Ser práctico es mejor que ser visible

Me desespero cada vez que veo los mismos temas de siempre en blogs de marketing digital. No sé qué clase de clase de estrategia es esa que pone en circulación contenido del que ya se han escrito millones de post sin aportar nada diferente y creativo.

Frente a ese tipo de enfoque te propongo que apuestes por ser práctico. Utiliza formatos de contenidos que te permitan ayudar a tu audiencia en lugar de marearla. Los tutoriales, las guías, trucos o consejos son el tipo de contenido que hará que te encuentren los que de verdad necesitan tu ayuda.

¿Vas a promocionar un nuevo ebook como estrategia de captación de suscriptores? Crea una infografía y compártela en redes sociales. O crea una serie de post donde expliques en qué consiste el nuevo curso que vas a lanzar.

Así lo hice el pasado septiembre con el lanzamiento del curso de contenidos de Social Media Pymes. Durante un mes, compartí en diferentes entradas algunas de las soluciones que encontrarías en el curso, lo que ayudó a que los lectores se sintieran identificados con los problemas que el curso solucionaba.

Aprendamos juntos

Eres un experto en tu industria, y eso es genial. Pero si además recopilas los mejores casos de estudio y entrevistas con otros actores importantes de tu sector, enseñarás a tu audiencia que no estás todo el día pensando en ti mismo.

Puedes alcanzar este objetivo de muchas maneras. Las entrevistas son una de las posibilidades, pero no la única. Una sección de “preguntas y respuestas” o de casos de estudio, como la de este blog de contenidos, mostrarán a tus lectores que no eres el único que tiene todas las respuestas.

María López Linares, a la que he tenido la suerte de entrevistar en este blog, es la prueba de que no es necesario ser una multinacional para educar con contenidos.

A través de su blog y su canal de YouTube (entre otras cosas) María es capaz de transmitir su amor por las joyas y la historia a todos aquellos que buscan algo diferente en este sector. Su ejemplo es una valiosa lección de la que todos podemos aprender.

Recuerda, lo importante no eres tú, sino generar valor y educar con contenidos

Todos estos consejos pueden ayudarte a generar una comunidad de aprendizaje a través del contenido, siempre y cuando te centres en generar valor.

La próxima vez que pienses en cómo educar con contenidos, recuerda la frase de Zig Ziglar: “Puedes tener todo aquello que deseas si consigues dar lo que quieren a un número determinado de personas.

Carmen Díaz es Content Marketing Manager para Pymes, o lo que es lo mismo, trabaja creando contenidos para pequeñas y medianas empresas que quieran generar más ventas y llegar a unos clientes que cada vez se interesan más por la información y menos por la publicidad invasiva.

¿Preparado para conseguir el curso de contenidos?

Consíguelo hoy por sólo 14,99 €

¿Quieres aprender a diseñar infografías?

¡Suscríbete a Social Media Pymes y recibirás el ebook gratis!

¡Gracias por unirte a la familia de Social Media Pymes!